• Soldados estadounidenses desplegados en Afganistán.
Publicada: domingo, 1 de abril de 2018 8:42

Con el pretexto de impedir ataques terroristas que podrían organizarse desde Afganistán contra Estados Unidos, el Departamento de Defensa estadounidense (Pentágono) informó el sábado de la llegada de otros mil militares estadounidenses al país afgano.

Las autoridades del Pentágono confirman que se trata de unos mil asesores militares divididos en 36 batallones para ser desplegados en diferentes bases del Ejército afgano.

De acuerdo con la agencia local de noticias expats, las fuerzas estadounidenses cuentan con bastante experiencia en las guerras de Irak y Afganistán.

El comandante del Cuerpo de Infantería de Marina de EE.UU., el general Robert Neller, argumentó que los militares mantendrán su presencia en Afganistán para prevenir ataques terroristas que podrían organizarse desde este país contra EE.UU., como los ocurridos el 11 de septiembre de 2001.

“Queremos quedarnos en Afganistán porque es un refugio seguro para aquellos que atacaron a nuestro país en el 2001, si no estuviéramos presentes allá y no apoyáramos al Gobierno afgano, eso podría volver a suceder”, enfatizó Neller.

Queremos quedarnos en Afganistán porque es un refugio seguro para aquellos que atacaron a nuestro país en el 2001, si no estuviéramos presentes allá y no apoyáramos al Gobierno afgano, eso podría volver a suceder”, enfatizó el general Robert Neller, comandante del Cuerpo de Infantería de Marina de los EE.UU.

 

El general estadounidense, que hablaba en el Consejo del Atlántico Norte (NAC, por sus siglas en inglés), señaló que Afganistán no puede estar siempre en guerra, pues insistió en que otros actores de la región deben esforzarse para llevar a los talibanes a la mesa de diálogos.

“Hay que encontrar una reconciliación, una resolución política. Tenemos que involucrar a otros en este proceso, otros actores regionales que tengan agudeza allí. Los afganos no pueden vivir constantemente en un estado de guerra”, agregó Neller.

Sus comentarios se producen en el marco de una reunión sobre la paz de Afganistán, organizada la semana pasada por Uzbekistán en la que anunció su disposición a organizar conversaciones directas entre el Gobierno afgano y los talibanes.

En 2001, Washington y sus aliados invadieron Afganistán en el marco de la llamada “guerra contra el terrorismo”. La ofensiva apartó del poder al grupo Talibán, pero la inseguridad, pese a la presencia de miles de soldados extranjeros —8400 de ellos estadounidenses—, sigue presente en gran parte del territorio afgano. 

Además, la reciente aparición del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en Afganistán ha dificultado aún más la situación y ha intensificado los enfrentamientos en este país asiático.

msm/lvs/msf

Comentarios