• Dron del movimiento popular yemení Ansarolá.
Publicada: jueves, 26 de julio de 2018 16:53

Las fuerzas yemeníes atacan con un dron a un objetivo económico estratégico en Emiratos Árabes Unidos en represalia a la agresión emiratí contra su territorio.

La televisión por satélite yemení Al Masirah ha informado que la Fuerza Aérea del Ejército y el movimiento popular yemení Ansarolá han lanzado este jueves varios ataques aéreos contra el Aeropuerto Internacional de Abu Dabi con un nuevo avión no tripulado, denominado Samad 3, que se dio a conocer hoy.

La noticia no menciona sobre los presuntos daños o víctimas que han causado las ofensivas.

De momento, las autoridades emiratíes no han realizado comentarios sobre este informe que es publicado en el mismo día que el aeropuerto de Abu Dabi confirmara en Twitter la producción de “un incidente que involucró un vehículo de suministro en la Terminal 1”.

Ansarolá aseguró el miércoles que los puertos de los países involucrados en la guerra contra Yemen están al alcance de los misiles de este país. Aseveró también que la capacidad marítima de Yemen puede cubrir grandes dimensiones del mar Rojo, hasta llegar al interior de los puertos marítimos de Arabia Saudí.

 

La advertencia se produjo en la misma jornada que Ansarolá atacara un buque saudí frente a las costas occidentales de Yemen. En respuesta, los saudíes suspendieron de manera “temporal” las exportaciones de crudo a través del estrecho de Bab el-Mandeb, alegando que este paso carece de seguridad para la navegación. Los precios del crudo han aumentado hoy tras dicho anuncio.

Desde 2015, Arabia Saudí y sus aliados, entre ellos los Emiratos Árabes Unidos (EAU), han perpetrado en numerosas ocasiones ataques aéreos contra zonas civiles, matando e hiriendo a miles de personas. En respuesta, los combatientes de Ansarolá y el Ejército yemení llevan a cabo ataques contra las instalaciones económicas y militares de los agresores.

De acuerdo con el último balance del Ministerio de Salud yemení, la agresión saudí ha dejado al menos 11 000 muertos y casi 23 000 heridos, además de hundir al país en la hambruna y las epidemias. La comunidad internacional, sobre todo la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha hecho insistentes llamados a Riad para que ponga fin a esta “estúpida guerra”.

msm/ktg/krd/alg

Comentarios