• Una protesta en el Reino Unido contra invasión saudí
Publicada: martes, 7 de abril de 2015 7:04

Con motivo del Día del Niño, varios países del mundo han sido escenario de marchas y protestas contra la invasión ilegal del régimen saudí contra Yemen.

En El Líbano, los manifestantes salieron a las calles para expresar su solidaridad con los niños yemeníes que desde el 26 de marzo han sido blanco de los ataques aéreos de Arabia Saudí y sus aliados.

Los participantes en la marcha además de condenar la ofensiva saudí a Yemen, tacharon de una matanza los crímenes y atrocidades cometidos por los cazas saudíes contra el pueblo yemení, en particular los menores del país árabe.

El lunes, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) anunció que las enfermedades infecciosas y la malnutrición amenazan a millones de menores yemeníes debido a los ataques aéreos de Arabia Saudí y sus aliados.

Asimismo, en Australia los movilizadores gritaron eslóganes contra el régimen Al Saud, y pidieron a la comunidad internacional ejercer presiones contra este régimen para cesar sus incursiones contra Yemen.

A su vez, los civiles en Escocia con pancartas en donde escribieron frases contra el régimen saudí pidieron a su gobierno no apoyar a Arabia Saudí y sus aliados en su agresión en Yemen.

En la ciudad de Michigan en el estado estadounidense de Indiana, los activistas pro paz se volcaron a las calles para pedir el fin de los ataques saudíes y sus aliados a Yemen, que hasta el momento, según medios yemeníes han provocado la muerte de  857 personas, entre ellas 160 niños, 32 mujeres y 13 ancianos.

En los últimos días los bombardeos saudíes contra Yemen han recibido duras críticas tanto a nivel regional como internacional.

El 30 de marzo, cientos de personas desafiaron el frío y la lluvia de la capital alemana, Berlín, para protestar frente a la embajada de Arabia Saudí por la agresión militar de Riad a Yemen.

Similares protestas se registraron el 29 de marzo en diferentes puntos de Turquía, en las que los movilizadores coreaban consignas contra los patrocinadores de estos ataques, es decir, EE. UU. y el régimen de Israel.

La situación en Oriente Medio se volvió más tensa después de que el pasado 26 de marzo Arabia Saudí diera comienzo a una ofensiva aérea contra Yemen, sin el visto bueno de las Naciones Unidas, pero con la luz verde de EE. UU. en un intento por restaurar el poder del dimitido presidente Abdu Rabu Mansur Hadi, un aliado cercano a Riad.

mkh/rha/msf

Comentarios