• Una sesión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en la ciudad de La Haya (Países Bajos).
Publicada: jueves, 6 de febrero de 2020 22:32
Actualizada: viernes, 7 de febrero de 2020 3:05

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) informa que celebrará en marzo las audiencias sobre el diferendo entre Venezuela y Guyana por la zona del Esequibo.

La CIJ, con sede en La Haya (Países Bajos), ha anunciado este jueves que entre el 23 y el 27 de marzo tendrán lugar las audiencias públicas para resolver la disputa territorial por el Esequibo, un territorio estratégico y rico en recursos naturales, especialmente minerales y petróleo en su espacio marítimo. 

Las audiencias permitirán a ambas partes presentar sus argumentos sobre la antigua contienda que enfrenta desde 1899 a Venezuela con Guyana, excolonia del Reino Unido, según informa el abogado venezolano especialista en derecho internacional Mariano de Alba.

Sin embargo, el Gobierno venezolano ha declarado anteriormente que no comparecerá ante la CIJ, argumentando que la institución “carece manifiestamente de jurisdicción en el caso”.

Desde el siglo XIX, el Gobierno de Venezuela reclama la soberanía del Esequibo, situado entre el oeste de un río homónimo hasta el hito en la cima del monte Roraima. Esta reclamación es compartida incluso por los más férreos detractores del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Las tensiones por el Esequibo comenzaron en 1899, cuando Caracas fue despojada de 160 000 kilómetros cuadrados en virtud del Laudo Arbitral de París, por medio del cual el Reino Unido entregó a Guyana esa zona como parte de las negociaciones por la descolonización.

No obstante, las tensiones se exacerbaron desde 2015, cuando se anunció un hallazgo significativo de crudo en la parte marítima del territorio reclamado. Al respecto, Guyana pidió el 29 de marzo de 2018 a la CIJ que resolviera el conflicto, dos meses después de que el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, derivara a esa corte la disputa fronteriza.

El Gobierno venezolano nunca ha reconocido la soberanía de Guyana sobre la zona y asegura que la controversia debe ser resuelta en el marco del Acuerdo de Ginebra de 1966, que prevé una solución negociada.

nkh/ncl/nlr/mjs