• Uruguay defiende a Maduro ante “tambores de guerra” e injerencias
Publicada: sábado, 2 de marzo de 2019 7:26
Actualizada: sábado, 2 de marzo de 2019 9:13

El presidente de Uruguay reitera su respaldo a su par venezolano, Nicolás Maduro, ante las injerencias externas y “tambores de guerra”.

“No somos neutrales, porque cuando hubo que optar entre la paz y la guerra optamos por la paz, cuando muchos sacudían tambores de guerra aumentando la violencia que ya hay en Venezuela nuestro gobierno apostó por el diálogo y por la salida pacífica y democrática en busca de elecciones”, dijo el viernes Tabaré Vázquez en un estadio en Montevideo (capital uruguaya), colmado de simpatizantes.

Vázquez defendió la postura de su Gobierno a favor del Ejecutivo de Maduro, en línea de la cual, rechazó anteriormente reconocer la supuesta legitimidad de la autoproclamación como “presidente interino” de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional venezolana —de mayoría opositora y en desacato desde 2016—.

Para el mandatario uruguayo, todo lo que sucede en Venezuela es asunto interno de este país. “Los problemas de los venezolanos lo tienen que resolver los venezolanos y no de afuera, no aprobamos ningún tipo de injerencia externa”, expresó. 

No somos neutrales, porque cuando hubo que optar entre la paz y la guerra optamos por la paz, cuando muchos sacudían tambores de guerra aumentando la violencia que ya hay en Venezuela nuestro gobierno apostó por el diálogo y por la salida pacífica y democrática en busca de elecciones”, dice el presidente de Uruguay, Tabaré Vazquéz.

En el mismo sentido, manifestó que Montevideo seguirá defendiendo “la autodeterminación de los pueblos y la solución pacífica de las controversias”, como lo que “ha sido Uruguay a lo largo de la historia”.

Estados Unidos, como primer país en reconocer a Guaidó, ya ha pedido a Uruguay así como a México —otro país latinoamericano que rechazó apoyar a los golpistas venezolanos— que cambien de postura y dejen de respaldar a Maduro, quien fue reelegido presidente de Venezuela tras ganar las presidenciales de mayo de 2018 con más de 6 millones de votos (el 68 % del total) —considerada una cifra histórica—.

El país norteamericano, asimismo, ha intensificado sus amenazas para recurrir a una intervención militar en Venezuela para derrocar a Maduro.

Caracas ha denunciado las injerencias de Washington como parte de un plan para promover un golpe de Estado en Venezuela, lo cual persigue como principal objetivo apoderarse de los recursos naturales de este país, según han asegurado las autoridades chavistas y varios analistas y observadores.

tqi/ktg/krd/hnb

Comentarios