• El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken (Centro), llega a Kiev, Ucrania, 6 de mayo de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 6 de mayo de 2021 10:35
Actualizada: jueves, 6 de mayo de 2021 14:22

Un dirigente independentista ucraniano alerta que la visita del secretario de Estado de EE.UU. a Ucrania recrudecería el conflicto en el este del país.

Antony Blinken ha llegado este jueves a Kiev, capital ucraniana, para conversar con el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, sobre la cooperación bilateral y el conflicto interno en el país europeo. El funcionario estadounidense ha señalado que durante el viaje reiterará el “inquebrantable” apoyo de Washington a la “soberanía e integridad territorial” ucranianas frente a lo que llamó la “agresión” rusa.

Entretanto, en unas declaraciones ofrecidas a la agencia rusa de noticias Sputnik, el dirigente de la autoproclamada república popular de Lugansk, Leonid Pasechnik, ha afirmado la misma jornada que un acuerdo de paz en el este de Ucrania “no responde a los intereses de Estados Unidos”.

Todas las declaraciones que se haga Washington y las instrucciones que se de “buscarán claramente una escalada en Donbás [región fronteriza con Rusia] y se derivarán en el estadillo de un conflicto militar, ha advertido.

 

“Ya nos gustaría que el sentido común acabe por triunfar y que ordenen a sus subordinados [en referencia al Gobierno de Ucrania] cesar las hostilidades para que se instaure la paz en nuestro territorio y los litigios se resuelvan en el marco de los acuerdos de Minsk, es decir, por la vía política”, ha indicado.

La visita de Blinken a Ucrania se produce en momentos de alta tensión en la región debido al aumento de las maniobras de EE.UU. y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) cerca de la frontera con Rusia.

A su vez, Rusia también ha desplegado un gran número de fuerzas y equipos militares en su frontera occidental, y ha advertido que si Estados Unidos y sus aliados de la OTAN envían tropas a Ucrania y aumentan las tensiones, se vería obligada a tomar las medidas que “hagan falta” para garantizar su seguridad.

nkh/fmk