• El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.
Publicada: domingo, 16 de agosto de 2020 9:37

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anuncia la continuación de las operaciones de barcos turcos en el este del Mediterráneo, pese a las advertencias.

“Nunca cederemos ante el bandolerismo en nuestra plataforma continental. No retrocederemos ante el lenguaje de las sanciones y las amenazas”, indicó el sábado el mandatario turco.

Erdogan negó las acusaciones en contra de su país y aseguró que Ankara continuaría la exploración de petróleo y gas en la zona hasta el 23 de agosto.

Las tensiones en el Mediterráneo se han intensificado después de que Ankara envió el pasado lunes su buque de inspección Oruc Reis, escoltado por buques de guerra, para realizar una exploración sísmica en un área sobre la que Grecia y Turquía reclaman soberanía y jurisdicción.

Atenas sostiene que las actividades turcas se llevan a cabo en un área que se superpone a la plataforma continental griega y “socavan la paz y la seguridad en la región”. Ante tal situación, fragatas griegas fueron enviadas para seguir al Oruc Reis y, el miércoles, los buques de guerra de ambos países se vieron involucrados en una leve colisión.

Más tarde, Erdogan declaró que Ankara no busca “aventuras innecesarias” ni tensiones en la región del Mediterráneo oriental, pero advirtió que cualquier ataque al Oruc Reis les costará a los perpetradores un “alto precio”.

 

Grecia y Turquía han mantenido desacuerdos durante décadas por una amplia variedad de temas y han estado al borde de la guerra en tres ocasiones desde mediados de la década de 1970, una de ellas por los derechos de exploración y de perforación.

Entretanto, el Ministerio de Defensa de Francia anunció el jueves que enviaría el destructor Lafayette y dos cazas Rafale al este del Mediterráneo. Francia señaló que el motivo de tal medida era aumentar su presencia militar en la región, según un comunicado emitido.

La reacción francesa llega como una advertencia a Turquía luego de un llamado del presidente francés, Emmanuel Macron, hace unos días para que Ankara detenga sus operaciones de perforación en el Mediterráneo oriental.

Además, la Unión Europa (UE) advirtió el viernes que las operaciones del buque turco Oruc Reis en la zona pueden generar un “mayor riesgo de incidentes peligrosos”, al enfatizar que el deterioro en la relación con Ankara está teniendo “consecuencias estratégicas de gran alcance” para todo el bloque comunitario.

nkh/ctl/mjs