• El vocero de la Presidencia turca, Ibrahim Kalin, comparece ante la prensa.
Publicada: sábado, 2 de diciembre de 2017 6:11

Turquía llama a EE.UU. a dejar de suministrar armas a las milicias kurdas en Siria y le advierte del aumento de la inestabilidad si continúa esta ayuda.

“La Administración estadounidense debe romper por completo todos los lazos con organizaciones terroristas, como las YPG (siglas en kurdo de Unidades de Protección Popular) y el PYD (siglas en kurdo de Partido de la Unión Democrática de Siria)”, enfatizó el viernes Ibrahim Kalin, vocero del presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

En declaraciones recogidas por medios locales, el titular turco criticó la alianza entre Washington y las fuerzas kurdas y afirmó que si las armas estadounidenses permanecen en el arsenal de las YPG y el PYD, “la situación en la región será más inestable”.

Kalin, haciendo referencia al fin de las luchas contra el terrorismo, tanto en Siria como en Irak, indicó que ya no hay necesidad alguna de enviar armas a esos grupos.

“EEUU debe retirar inmediatamente casi 4000 camiones cargados con armas que han sido suministradas para combatir al grupo terrorista takfirí Daesh (acrónimo en árabe de EIIL) en Siria”, resaltó.

La Administración estadounidense debe romper por completo todos los lazos con organizaciones terroristas. como las YPG (siglas en kurdo de Unidades de Protección Popular) y el PYD (siglas en kurdo de Partido de la Unión Democrática de Siria)”, enfatiza Ibrahim Kalin, vocero del presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

 

Asimismo, rechazó las declaraciones del Departamento de Estado de EE.UU. (el Pentágono) en las que se niega a retirar sus equipos militares de Siria, como lo había pedido Turquía por constituir una amenaza a la seguridad de sus ciudadanos y de su territorio.

“Solo Turquía tiene derecho a determinar qué o quién amenaza su seguridad nacional”, dejó claro al respecto.

Kalin hizo esta demanda días después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, prometiera a su homólogo turco cesar el envío de armas a las YPG.

Para Ankara las agrupaciones kurdas en suelo sirio, como las YPG, PYD, entre otras, están asociadas al grupo insurgente kurdo identificado como Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, en kurdo), que opera principalmente en Turquía.

Ankara ve con suspicacia el expansionismo kurdo en Siria y sus planes para crear una zona autónoma en el norte de Siria cerca de las fronteras turcas.

Con el fin de impedir tal proceso, en agosto de 2016, Ankara envió tanques y fuerzas especiales al otro lado de la frontera, y aunque anunció el 29 de marzo el fin de esa operaciónsigue su presencia militar no autorizada en el territorio sirio.

tas/ncl/hnb

Comentarios