• El presidente de Siria se reúne con una delegación conjunta de la Federación Rusa y la autoproclamada república popular del Donetsk, en Damasco, 16 de junio de 2022.
Publicada: jueves, 16 de junio de 2022 18:04

El presidente sirio Bashar al-Asad afirma que “Rusia y Siria luchan contra un enemigo común” aduciendo que “EE.UU. es el que dirige a los terroristas y neonazis”.

En declaraciones ofrecidas este jueves durante una reunión mantenida en Damasco (capital siria) con una delegación conjunta de la Federación Rusa y la República Popular de Donetsk, Al-Asad ha agregado que la principal y mayor batalla es contra las políticas hegemónicas del Occidente.

El Occidente se cree el ombligo del mundo y manda según sus intereses. Por eso, los países que defienden su soberanía deben tener fuertes lazos entre sí”, ha enfatizado.

El mandatario sirio ha felicitado la liberación de la mayor parte de la región de Donbás (este de Ucrania) por las tropas rusas y ha expresado la disposición de Damasco a elevar las relaciones al nivel político con la autoproclamada República Popular de Donetsk.

La delegación conjunta, encabezada por el diputado Dmitry Sablin, jefe del grupo parlamentario de Amistad Siria-Rusia, y la ministra de Asuntos Exteriores de Donetsk, Natalia Nikonorova, ha manifestado, a su vez, su voluntad para cimentar los nexos con Siria en todos los ámbitos, haciendo hincapié en que los problemas del pueblo de Donbás, por lo que están luchando, son similares a los del pueblo sirio, pues los dos sin víctimas de las sanciones y embargos de los países occidentales.

En este contexto, Nikonorova ha entregado a Al-Asad un mensaje del presidente de Donetsk, Denis Pushilin, en el que ratifica su deseo de consolidar los lazos con el país levantino en todos los campos; una idea que ha sido muy acogida por el mandatario sirio.

 

La delegación ha abordado también con Al-Asad sobre los últimos acontecimientos en Donbás y los avances de la operación militar de Rusia en la zona.

Desde el 24 de febrero, Rusia ha dejado claro en reiteradas ocasiones que no busca ocupar Ucrania, sino “desmilitarizar” y “desnazificarlo”, así como evitar que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), encabezada por EE.UU., convierta Ucrania en una base antirrusa.

El Gobierno de Siria cree que la operación militar de Rusia en Ucrania beneficia a todas las naciones y devolverá el mundo a su camino correcto.

En este sentido, respalda el derecho de Rusia a defenderse a sí misma y a su tierra, pueblo, fronteras y seguridad nacional frente a las amenazas de la Alianza Atlántica y los neonazis en Ucrania.

msm/rba