• Tanques militares turcos pasan por la ciudad de Ariha, en la provincia de Idlib, noroeste de Siria, 7 de mayo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 23 de agosto de 2020 9:11
Actualizada: domingo, 23 de agosto de 2020 19:14

El Ejército turco lanza ataques de artillería contra las tropas sirias y milicianos kurdo-sirios en la provincia de Alepo en el norte del país árabe.

Conforme reportó el sábado el portal Al-Masdar News, las tropas turcas habían lanzado un ataque de artillería contra las fuerzas gubernamentales sirias, así como contra la milicia kurda de las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo), del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo), grupo que integra la lista negra de Turquía.

El asalto se suscitó en la localidad de Tel Rifaat, en el norte de Alepo y cerca de la frontera con Turquía, explicó el medio, citando a una fuente local que habló bajo condición de anonimato.

No se reportaron víctimas como consecuencia del incidente, agregó Al-Masdar News, antes de afirmar que ni las fuerzas sirias ni los kurdo-sirios respondieron al ataque de Turquía, que se produjo, pese al alto el fuego vigente en dichas zonas.

 

El Gobierno de Damasco ha denunciado una y otra vez la presencia militar ilegal de Turquía en su país, así como el apoyo financiero, armamentístico y logístico que da Ankara a las agrupaciones terroristas. Además, ha advertido que dará una respuesta contundente a toda violación de la tregua por parte de las bandas extremistas apoyadas por Turquía.

El representante permanente sirio ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Bashar al-Yafari, urgió el viernes al organismo a intervenir para poner fin a los crímenes que Turquía y sus milicias aliadas cometen en el suelo sirio, incluido el corte del suministro de agua potable en Al-Hasaka (noreste).

En esta misma línea, la Media Luna Roja Siria (MLRS) denunció el sábado que las fuerzas turcas y sus aliados han vuelto a violar el derecho internacional al cortar el suministro de agua potable a los civiles sirios.

Por su parte, la Unión Nacional de Expatriados Sirios en Suecia y Europa categorizó de “crímenes de guerra y un genocidio masivo” tales acciones de Ankara. “Llamamos a la ONU y a las organizaciones humanitarias a movilizarse de inmediato para salvar a los civiles y detener esas violaciones que constituyen un crimen de lesa humanidad”, insistió.

fmk/ctl/tqi/mjs