• Barco ruso cargado con tanques es avistado en el estrecho del Bósforo, 20 de enero de 2020.
Publicada: martes, 21 de enero de 2020 7:30
Actualizada: martes, 21 de enero de 2020 9:58

La Armada de Rusia ha enviado un buque cargado con tanques a su base naval en Siria para respaldar al Ejército sirio en sus ofensivas antiterroristas.

Conforme reportó el lunes el fotógrafo y observador marítimo Yörük Işık, un barco de guerra ruso ha sido avistado en el estrecho del Bósforo, un paso marítimo entre el mar Negro y el Mediterráneo ubicado en el noroeste de Turquía.

El buque Caesar Kunikov 158, perteneciente a la 197.ª flota del mar Negro de la Armada rusa, se dirige hacia el puerto de Tartus, en el oeste de Siria, donde Rusia mantiene una base naval, agregó la misma fuente, que asegura que el cargamento está dedicado a potenciar al Ejército de Siria.

Según detalla la misma fuente, la nave rusa transporta vehículos blindados y tanques al país levantino, tal como lo ha hecho en varias ocasiones.

El nuevo apoyo armamentístico ruso al Ejército sirio se realiza en medio de un alto el fuego anunciado el pasado 10 de enero en la provincia noroccidental de Idlib, el último feudo de bandas armadas y terroristas en Siria.

Sin embargo, las agrupaciones terroristas persisten en violar la tregua y atacaron el lunes las posiciones del Ejército en la misma provincia, a más de 300 kilómetros al norte de Damasco, la capital siria.

En concreto, terroristas de la Junta de Liberación del Levante (Hayat Tahrir Al-Sham, en árabe) y otrora Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham, rama siria de Al-Qaeda), atacaron las posiciones militares en las localidades de Yaryanaz, Al-Teh, Tel Jatra, Tel Yeref, Abu Dafneh en el sudeste de Idlib.

Los militares sirios se vieron obligados a retirar en un primer momento debido a la intensidad del fuego y el uso de vehículos bomba conducidos por suicidas, pero luego recuperaron el terreno en un contraataque sin que haya cambio en el mapa de control.

Las provincias vecinas suelen ser objeto de ataques con mortero de los terroristas atrincherados en Idlib. La semana pasada, la Cancillería siria, en cartas dirigidas al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y al presidente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), reafirma el compromiso de Damasco con el combate al terrorismo y la protección del pueblo ante los crímenes de los extremistas, apoyados por ciertos Estados.

mjs/rha/mrz/mkh

Comentarios