• El presidente sirio, Bashar al-Asad, habla en una reunión de Gabinete, 14 de mayo de 2019.
Publicada: martes, 20 de agosto de 2019 17:41
Actualizada: miércoles, 21 de agosto de 2019 1:39

El presidente de Siria, Bashar al-Asad, ratifica la determinación del pueblo y el Ejército de liberar cada centímetro del país de la presencia terrorista.

Durante una reunión sostenida hoy martes en Damasco, la capital siria, con una delegación parlamentaria rusa, Al-Asad ha alabado los últimos avances cosechados por el Ejército en el importante bastión terrorista de Jan Sheijun, en Idlib, provincia situada en el noroeste del país.

Según el mandatario, estas victorias ponen de relieve la “determinación del pueblo y el Ejército sirios de continuar luchando contra el terrorismo hasta que se libere cada centímetro del territorio”.

Según ha recogido la agencia siria oficial de noticias SANA, el jefe de Estado ha condenado el “continuo apoyo” de varios países occidentales y regionales a las facciones extremistas. A este respecto, ha subrayado que los últimos enfrentamientos en Idlib han demostrado el respaldo “claro e ilimitado” de Turquía a los extremistas.

LEER MÁS: Medios: Fuerza Aérea de Siria ataca convoy militar turco en Idlib

 

Durante el encuentro del presidente sirio con la delegación del partido Rusia Unida, encabezada por Dmitri Sablin, miembro de la Cámara Baja del Parlamento ruso (la Duma), entre los temas abordados figuran el desarrollo de la lucha antiterrorista en Siria y los acuerdos de cooperaciones sociales, científicas y culturales. 

Sablin y los miembros de su delegación expresaron su confianza en que las victorias de las fuerzas sirias conducirán al establecimiento de la seguridad y la estabilidad en todo el territorio del país árabe.

El Ejército sirio retomó sus operaciones en Idlib y Hama (centro) tras dar por terminada el pasado 5 de agosto la tregua decretada cuatro días en Idlib, en respuesta a la violación, por parte de terroristas, del acuerdo de Sochi, sellado en 2018 por Rusia y Turquía y que establecía la creación de una zona desmilitarizada que abarcaba Idlib, el norte de Hama, Latakia y el oeste de Alepo (norte).

El lunes, buena parte de bandas extremistas comenzaron a retirarse de sus posiciones en Jan Sheijun, un importante bastión terrorista, así como de otras aldeas de la gobernación de Hama, ante la intensa ofensiva de las unidades militares sirias.

mjs/ncl/alg

Comentarios