• Los llamados rebeldes sirios en la aldea de Jalidiah en Afrin, Siria, 11 de marzo de 2018.
Publicada: martes, 20 de agosto de 2019 9:05
Actualizada: martes, 20 de agosto de 2019 9:45

Los grupos terroristas se han retirado completamente de zonas clave de Idlib, después de que el Ejército sirio atacó sus posiciones en esta región.

Las facciones extremistas “han abandonado completamente la ciudad de Jan Sheijun, ubicada en las zonas sureñas de Idlib, así como otras aldeas de la gobernación de Hama, es decir Kafr Zita, Al-Tammanah, Murk, Lahaiya y Latmin”, informa este martes el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

No obstante, el OSDH revela que algunos de los terroristas se han quedado en el pueblo Muruk, en el cual se encuentra un estratégico puesto de observación del Ejército turco.

Ha añadido que el Ejército sirio ha comenzado operaciones para peinar estas zonas y expulsar a los remanentes de los grupos terroristas, como Frente Al-Nusra (autodenominado Frente Fath Al-Sham) y los llamados “rebeldes”.

Las fuerzas del Gobierno sirio y sus aliados entraron el domingo en Jan Sheijun. Esta localidad estaba en manos de las bandas ultraviolentas desde 2014, mientras que las zonas bajo control de los grupos armados en la provincia de Hama se remontan a los primeros días de la crisis siria.

LEER MÁS: Siria impone un asedio total a estratégica Jan Sheijun

Las facciones extremistas han abandonado completamente la ciudad de Jan Sheijun, ubicada en las zonas sureñas de Idlib, así como otras aldeas de la gobernación de Hama, es decir Kafr Zita, Al-Tammanah, Murk, Lahaiya y Latmin”, informa el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

La provincia de Idlib, último bastión de los terroristas en Siria, está bajo dominio de varios grupos armados, el más conocido y violento es Frente Al-Nusra, filial de Al-Qaeda en Siria.  

Tras el fin de la reciente ronda de diálogos sobre la crisis siria, celebrada en la capital kazaja, Nursultán, el 2 de agosto pasado, en Idlib entró en vigor una nueva tregua entre las fuerzas gubernamentales y los grupos rebeldes armados.

Damasco declaró que acataría el cese de hostilidades, a condición de que se cumpliera el acuerdo ruso-turco logrado en Sochi en septiembre de 2018. Sin embargo, el pasado 5 de agosto se suspendió la tregua que el Gobierno sirio había proclamado, acusando a los grupos rebeldes y terroristas, y a Turquía de no respetar el pacto de Sochi.

 LEER MÁS: “Vía militar es único camino para acabar con terroristas en Idlib”

LEER MÁS: Vídeo: Aviones sirios bombardean blancos terroristas en Idlib

El acuerdo de Sochi, sellado por Turquía y Rusia en septiembre de 2018 y que nunca fue respetado del todo, establecía la creación de una zona desmilitarizada que abarcaba Idlib, el norte de Hama y la mediterránea Latakia, así como el oeste de Alepo, zona que debería estar bajo supervisión conjunta de turcos y rusos.

mkh/ctl/msf

Comentarios