• Miembros del llamado grupo cascos blancos en la provincia siria de Idlib (noroeste).
Publicada: viernes, 13 de diciembre de 2019 13:42
Actualizada: viernes, 13 de diciembre de 2019 17:07

Rusia advierte de que los llamados “cascos blancos” y bandas terroristas aliadas intentan montar un ataque químico de falsa bandera en Idlib, noreste de Siria.

En declaraciones hechas el jueves, el jefe del Centro ruso de Reconciliación de las partes del conflicto sirio, el mayor general Yuri Burenkov, aseguró que los llamados ‘cascos blancos’ y los miembros del grupo terrorista Junta de Liberación del Levante (Hayat Tahrir Al-Sham, en árabe), preparan un ataque químico en el sur de la provincia noroccidental de Idlib, principal feudo de bandas armadas en el país árabe.

El Centro ruso ha recibido información que apunta a que cabecillas del grupo terrorista Hayat Tahrir Al-Sham, junto con miembros de la supuesta organización humanitaria planean escenificar el uso de sustancias venenosas y la destrucción de infraestructura civil en la sureña parte de la zona de distención de Idlib”, precisó el militar ruso, citado por la agencia oficial rusa TASS.

El aludido general agregó que en los últimos días, la Inteligencia rusa había detectado el envío de lanzacohetes y vehículos blindados por parte de agrupaciones terroristas hacia las zonas ubicadas al suroeste de Alepo y en las cercanías de la localidad de Abu Al-Duhur, en el sureste de Idlib.

Según explicó el oficial ruso, los terroristas tienen la intención de montar fotos y vídeos para difundirlos en internet y en los medios de comunicación mediorientales y occidentales con la finalidad de atribuir tales ataques al Ejército sirio y justificar así una agresión de Estados Unidos y sus aliados en Siria.

Desde el inicio del conflicto sirio en 2011, la cuestión del uso de armas químicas ha servido de excusa para dos ataques contra objetivos del Gobierno sirio, siendo el último caso los bombardeos que llevaron a cabo EE.UU., Francia y el Reino Unido en abril de 2018.

En un comunicado publicado en octubre, el sitio de filtraciones WikiLeaks dio a conocer las evaluaciones manipuladas de un informante de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) sobre el supuesto uso de armas químicas por parte del Ejército sirio en la localidad de Duma, ocurrido el 7 de abril de 2018.

Damasco ha denunciado una y otra vez que los ‘cascos blancos’ , que se hacen pasar por organización rescatista, mantienen almacenados materiales químicos en Idlib para lanzar un show químico y así acusar a Damasco.

El presidente de Siria, Bashar al-Asad, considera a los‘cascos blancos’  como una rama del grupo terrorista Frente Al-Nusra (autodenominado Frente Fath Al-Sham), y una especie de “maniobra de relaciones públicas” de Washington, Londres y París.

mjs/ctl/nlr/rba

Comentarios