• La sede del Ministerio de Asuntos Exteriores de Siria en Damasco, capital.
Publicada: martes, 25 de junio de 2019 14:45

Siria tacha de “imprudente” la nueva decisión del presidente de EE.UU. de imponer sanciones contra el Líder iraní y otros altos funcionarios del país persa.

En un comunicado divulgado este martes, el Ministerio de Exteriores de Siria ha condenado, en duros términos, las nuevas sanciones de la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, contra altas autoridades de la República Islámica, entre ellas, el Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei.

LEER MÁS: EEUU impone sanciones financieras a altos cargos iraníes

“La medida fue adoptada en el marco de las políticas imprudentes del Gobierno norteamericano hacia los Estados que están orgullosos de su soberanía y dignidad nacional, y que rechazan la hegemonía y la subordinación (a otros poderes)”, reza la nota de la Cancillería siria, publicada por la agencia oficial siria de noticias, SANA.

El texto denuncia, además, que las actuales políticas de Washington contra la República Islámica de Irán conducirán a una escalada de las tensiones tanto en la región como el mundo. “Estas políticas son el principal motivo para alimentar las tiranteces en la región y el mundo, y constituyen una seria amenaza para la paz y la seguridad internacionales”, indica.

LEER MÁS: “Embargos de EEUU son faltas de respeto al derecho internacional”

La medida fue adoptada en el marco de las políticas imprudentes del Gobierno norteamericano hacia los Estados que están orgullosos de su soberanía y dignidad nacional, y que rechazan la hegemonía y la subordinación (a otros poderes)”, reza la nota de la Cancillería siria, al condenar las nuevas sanciones de EE.UU. contra altos funcionarios persas.

 

La Cartera siria ha renovado, sin embargo, la plena solidaridad de Damasco con el liderazgo y el pueblo de Irán ante “la arrogancia” estadounidense, destacando que la última actuación de Washington “carece de valor” y no podrá socavar la voluntad de la nación persa para preservar su soberanía e independencia.

El presidente de Irán, Hasan Rohani, ha enfatizado, por su parte, este mismo martes, que las recientes sanciones que dictó Trump contra la República Islámica constituyen una prueba más de las falacias de Washington acerca de mantener nuevas conversaciones con el país persa.

LEER MÁS: “Sancionando al canciller iraní EEUU miente sobre diálogo con Irán”

Las nuevas restricciones de EE.UU. contra Irán, además de apuntar al Despacho del Líder de la Revolución Islámica de Irán, incluyen a varios comandantes del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), así como al ministro persa de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif.

El lunes, Trump alegó que estas restricciones respondían al derribo, el jueves, de una aeronave no tripulada (dron) espía estadounidense por el CGRI en la provincia meridional de Hormozgan, no obstante, luego cambió de parecer y sostuvo que las imponía porque así lo había decidido.

Pasado algo más de un año de su juramentación, en mayo de 2018, Trump retiró unilateralmente a su país del acuerdo nuclear de 2015 —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)— reimpuso severos embargos a Irán e incluso invitó, en vano, al resto de signatarios a secundarlo con el objetivo de obligar a Teherán a renegociar el convenio.

Desde entonces, la Casa Blanca ha aplicado una política de “máxima presión” sobre Irán, amenazando con castigar a otros Estados si siguen comerciando con el país persa.

myd/anz/mnz/rba

Comentarios