• Integrantes del llamado grupo cascos blancos inspeccionan una localidad en Idlib.
Publicada: jueves, 18 de abril de 2019 21:32
Actualizada: viernes, 19 de abril de 2019 1:32

Rusia advierte de otro intento de los terroristas de Al-Qaeda y los cascos blancos de lanzar un ataque químico en Idlib para inculpar al Gobierno sirio.

Los terroristas del Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham), “junto con los cascos blancos están preparando nuevas provocaciones (con sustancia químicas tóxicas) con las que quieren inculpar al legítimo Gobierno sirio”, ha anunciado este jueves la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajarova.

Según la diplomática rusa, los integrantes del llamado grupo cascos blancos, apoyados por el Occidente, intentan con este ataque de falsa bandera generar caos en la provincia noroccidental siria de Idlib, recoge la agencia oficial siria SANA.

Moscú y Damasco han advertido una y otra vez que aún existen almacenes de sustancias tóxicas de bandas extremistas vinculadas a Al-Qaeda, como la Organización de Liberación del Levante (Hayat Tahrir Al-Sham, en árabe) y los supuestos rescatistas cascos blancos, en Idlib.

Esta provincia sigue siendo el último gran bastión de los terroristas y grupos armados en Siria después de que el Ejército nacional, apoyado por Irán y Rusia, lograran liberar de las manos de estos, gran parte del territorio. Se estima que hay cerca de 90 000 hombres armados atrincherados en Idlib, que tiene una población de unos tres millones.

A finales de marzo, se registró un ataque con gases venenosos por parte de los terroristas en una localidad en la provincia vecina de Hama (centro), donde resultaron heridos varios civiles.

 

Damasco denuncia que este tipo de ataques forma parte de una campaña que impulsan ciertos países occidentales para luego atribuirlos al Ejército sirio y justificar así una agresión de Estados Unidos y sus aliados en el territorio.

En abril de 2018, EE.UU., el Reino Unido y Francia atacaron Siria con misiles y aviones de guerra en respuesta a un supuesto ataque químico en la localidad de Duma, en la capitalina provincia de Damasco, sin dar tiempo a que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) empezara siquiera a investigar lo ocurrido.

mjs/sjy/tqi/mkh

Comentarios