• Un atentado terrorista registrado en Al-Hasaka, noreste de Siria
Publicada: viernes, 26 de junio de 2015 20:39

Al menos 20 soldados del Ejército sirio han muerto este viernes en un atentado con coche bomba perpetrado por el grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) en la provincia de Al-Hasaka, noreste de Siria.

"El ataque efectuado con un coche cargado de explosivos tenía como objetivo el cuartel general de los servicios de seguridad en el sur de la ciudad homónima", donde las dos partes libran duros enfrentamientos desde el jueves, ha informado el opositor Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

El ataque efectuado con un coche cargado de explosivos tenía como objetivo el cuartel general de los servicios de seguridad en el sur de la ciudad homónima", donde las dos partes libran duros enfrentamientos desde el jueves, ha informado el OSDH.

Además, ha anunciado que el estallido ha provocado ingentes daños materiales en el edificio del Ejército sirio.

El pasado jueves, el Ejército de Siria desmintió las noticias sobre la supuesta toma de control del EIIL de dos distritos de la provincia de Al-Hasaka.

Un tanque modelo T-72 del Ejército sirio.

 

La ofensiva del EIIL en Hasaka deja 60.000 desplazados

En la misma jornada del viernes, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha expresado que los ataques del EIIL contra Al-Hasaka han obligado a unas 60.000 personas a abandonar sus viviendas.

La Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés) ha reportado que unas 50.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares en Al-Hasaka, pero se han quedado en la ciudad, mientras que otras 10.000 se han trasladado hacia Al-Amuda, una localidad más cercana a la frontera con Turquía.

Por último, ha alertado de que el número de desplazados podría subir a 200.000, si la violencia continúa en la zona.

Desplazados sirios en la frontera con Turquía

 

Siria desde mediados de marzo de 2011 lucha contra varios grupos armados como el EIIL y el Frente Al-Nusra (filial de Al-Qaeda) que cuentan con el apoyo de ciertos países regionales y occidentales, entre ellos Arabia Saudí, Turquía y EE.UU.

De acuerdo con las cifras del OSDH, la violencia generada por los grupos terroristas ha ocasionado desde el 2011 la muerte de 230.000 personas en Siria.

mkh/ctl/kaa

Comentarios