• Tanque desplegado en una de las calles de Masaken Hanano, un día después de que las fuerzas sirias recuperaron este barrio localizado en el noreste de Alepo oriental, 27 de noviembre de 2016.
Publicada: domingo, 27 de noviembre de 2016 22:59
Actualizada: lunes, 28 de noviembre de 2016 3:38

Las tropas del Ejército sirio están a punto de dividir el este de la ciudad de Alepo en dos partes, lo que ha provocado pánico entre los grupos armados.

Este domingo, el Ejército sirio ha recuperado el control total de los barrios Yabal Bedro y Baadin, ambos en la parte oriental de Alepo (norte), ocupado desde 2012 por grupos armados, según informa el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).  

“El avance rápido del Ejército se debe a la estrategia de su ataque contra el este de Alepo, a través de varios frentes, con la mira puesta en debilitar a los rebeldes”, ha explicado el director del OSDH, con sede en Londres (el Reino Unido), Rami Abdel Rahman.

El avance rápido del Ejército se debe a la estrategia de su ataque contra el este de Alepo, a través de varios frentes, con la mira puesta en debilitar a los rebeldes”, dice el director del opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman.

Las fuerzas sirias han avanzado hoy mismo también en el barrio de Al-Sajur, casi en el centro del este alepino. La toma de Al-Sajur permitiría al Ejército cortar la ciudad en dos, aislando el norte y el sur. Las fuerzas sirias “se quedan a tan solo 500 metros de su objetivo”.

A todo esto se añaden las victorias de tropas sirias en el barrio de Al-Halak y los avances de las llamadas Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), una alianza kurdo-árabe, en el barrio de Bustan al-Basha, lo que ha desatado la preocupación de los milicianos insurgentes.

“Las defensas de rebeldes se derrumban” a medida que las fuerzas sirias avanzan por el este de Alepo, ha recogido este domingo The Associated Press. La situación ha llevado a los milicianos a “sentirse angustiados” lo que se evidencia “en los mensajes que difunden en redes sociales”.

Gracias a las recientes operaciones del Ejército sirio, cerca de 4000 civiles han huido desde el este de Alepo hacia la parte occidental de la ciudad, controlada por el Gobierno, mientras que otros 6000 lo han hecho en dirección del norteño distrito kurdo de Sheij Maqsud.

Tal y como escribe el diario local Al-Watan en su versión de hoy, el Ejército sirio está “determinado a continuar sus esfuerzos en limpiar completamente los barrios del este”, después de que recuperó ayer Masaken Hanano, mayor bastión rebelde en el noreste de Alepo oriental.

mpv/rha/myd/rba

Comentarios