• Convoy de vehículos blindados turcos avistado en el este de Idlib, Siria, 20 de febrero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 21 de febrero de 2020 14:28
Actualizada: viernes, 21 de febrero de 2020 14:56

Rusia señala que Turquía ha enviado un gran número de armamentos y equipos bélicos a la provincia de Idlib, epicentro de la nueva tensión entre Moscú y Ankara.

Según ha informado este viernes el jefe del Centro ruso para la reconciliación de las partes beligerantes en Siria, el contralmirante Oleg Zhuravliov, el Ejército turco ha enviado a su vecino un convoy con equipos militares y camiones.

El alto militar ha detallado que en las últimas semanas, las arterias de transporte en Idlib han estado funcionando sin interrupciones, lo que permitió a Ankara trasladar a esta provincia noroccidental siria una gran columna de vehículos, que incluye camiones con municiones y otros equipamientos bélicos.

El oficial ruso también ha denunciado que los terroristas, apoyados por Ankara, usan a la población local en Idlib como escudos humanos y bloquean todos los caminos para impedir que los sirios crucen los corredores humanitarios y lleguen hasta los puntos de control en las vecinas provincias de Alepo o Hama.

El Centro ruso “insta a la parte turca a tomar todas las medidas necesarias para garantizar una salida voluntaria y segura de los residentes de las regiones orientales y meridionales de Idlib a través de puestos de control abiertos a las áreas controladas por el Gobierno sirio”, añade.

 

La provincia de Idlib, el último feudo de bandas armadas y facciones extremistas en Siria, ha sido en las últimas semanas un escenario de escalada de tensiones entre el Ejército sirio, apoyado por Rusia, y Turquía, que respalda a grupos radicales.

El jueves, Turquía, ignorando sus obligaciones bajo el acuerdo de Sochi de 2018 firmado con Rusia, ayudó a las facciones terroristas al bombardear con artillería las posiciones del Ejército sirio en Idlib.

En respuesta al ataque de los “terroristas” y de unidades turcas, dos bombarderos rusos Su-24 destruyeron un tanque, seis vehículos de combate de infantería y cinco camionetas utilizadas en la ofensiva contra las fuerzas sirias. El apoyo de Rusia permitió al Ejército sirio repeler todos los ataques.

Sin embargo, dos militares turcos murieron y otros cinco resultaron heridos durante el ataque ruso, según anunció el Ministerio turco de Defensa. Tras ese choque, el titular de Defensa turco, Hulusi Akar, anunció que Washington podría enviar sistemas antiaéreos Patriot a Ankara para usarlos en Idlib. Por otro lado, aseguró que su país no busca un enfrentamiento con Rusia en Siria y aseguró que los sistemas rusos S-400 serán activados.

De otro lado, Ankara, tras un mes de la victoriosa ofensiva antiterrorista del Ejército sirio en Idlib —que permitió liberar decenas de aldeas—, ha insistido en que recurrirá a un ataque a gran escala contra las unidades sirias si estas no cesan sus operaciones.

mjs/lvs/mrz/mrg

Comentarios