• Cazas rusos desplegados en el aeródromo de Hmeimim, en Latakia, noroeste de Siria.
Publicada: martes, 22 de octubre de 2019 10:29
Actualizada: martes, 22 de octubre de 2019 15:26

Siria es una plataforma del desarrollo militar de Rusia ante EE.UU., destaca un informe, aludiendo a las pruebas de equipos bélicos rusos en campos de batalla.

“Una experiencia en la vida real es el mejor maestro”, así inicia un artículo publicado el lunes en el portal estadounidense The National Interest, que aborda cómo Rusia usó la guerra en Siria para probar sus armas y resolver los problemas que había detectado durante los entrenamientos de su Ejército.

Los expertos consultados por el portal coinciden en que, antes del estallido de la guerra en Siria, Rusia poseía una reducida innovación táctica, la cual ha avanzado a medida que se han desarrollado los disturbios y las actividades terroristas en el país árabe.

En realidad, el interés de Moscú en Siria estriba en que el Kremlin no podría haber encontrado jamás mejor sitio que Siria para emparejar su tecnología con la de Estados Unidos, evalúa el portal norteamericano

LEER MÁS: Equilibrio del poder: Putin ofrece a Trump armas hipersónicas rusas

El conflicto, iniciado en marzo de 2011 en Siria tuvo, de hecho, impactos positivos en las tácticas militares y las capacidades operacionales de las fuerzas rusas, de acuerdo con la publicación. 

“Siria ha sido el principal conflicto transformador de la Rusia de hoy, así como de su Ejército. El conflicto otorga una enorme experiencia e innovación, para el Ejército ruso, es una guerra feliz, pues se ha convertido en el principal teatro para que las fuerzas rusas alcancen experiencias en las operaciones de combate”, se lee en el artículo.

LEER MÁS: Rusia ha probado 231 armas al ayudar a liberar el 96,5% de Siria

LEER MÁS: Rusia, curtida en Siria, moderniza su misil de crucero Kalibr

Siria ha sido el principal conflicto transformador de la Rusia de hoy, así como de su Ejército. El conflicto otorga una enorme experiencia e innovación, para el Ejército ruso, es una guerra feliz, pues se ha convertido en el principal teatro para que las fuerzas rusas alcancen experiencias en las operaciones de combate”, se lee en el artículo publicado por el portal estadounidense The National Interest.

 

Aproximadamente, dos tercios de los recursos tácticos de la Fuerza Aérea rusa, de acuerdo con la publicación, han circulado los cielos sirios, mientras generales, comandantes y soldados rusos han obtenido “valiosas experiencias” tras haber manejado dispositivos militares de última generación, mientras desarrollaban “nuevas ideas” para futuros conflictos.

LEER MÁS: Rusia aprovecha de experiencia combativa de su Aviación en Siria

Rusia aceptó en 2015 la solicitud del Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, para ayudar a las fuerzas sirias en la lucha que mantenían para erradicar el terrorismo y establecer la seguridad y estabilidad nacional.

Un año después, Dmitri Trenin, director del think tank (laboratorio de ideas) del Centro Carneige de Moscú (capital rusa), reveló que el presidente ruso, Vladimir Putin, podía proyectar el poder militar de Rusia hacia un nivel no visto desde la época de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

“La reforma militar ha dado a Rusia, al Kremlin (y) al Sr. Putin un instrumento útil de política exterior que no tuvo Rusia durante un cuarto de siglo”, dijo Trenin.

ask/ncl/msm/mkh

Comentarios