• El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pronuncia un discurso durante una manifestación progubernamental en Caracas, 10 de agosto de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 17 de octubre de 2019 19:10
Actualizada: viernes, 18 de octubre de 2019 0:19

Rusia seguirá contrarrestando toda acción de EE.UU. y sus aliados que buscan derrocar el Gobierno de Venezuela, dice un alto senador ruso.

“Seguiremos en lo adelante impidiendo los intentos de EE.UU. y de sus aliados de acudir a la opción militar con el objetivo de derrocar a las autoridades legítimas de Venezuela (presidido por Nicolás Maduro)”, subrayó el presidente del Comité de Asuntos Exteriores del Consejo de la Federación Rusa (el Senado), Konstantin Kosachev, según informa este jueves la agencia rusa de noticias Sputnik.

Kosachev en un encuentro con el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) del país caribeño, Diosdado Cabello, en Moscú, capital rusa, declaró que Venezuela fue “víctima” de una presión externa sin precedentes, relacionado con los intentos de injerencia en sus asuntos internos.

El senador ruso también puso de relieve que para Rusia es un motivo de alegría que el país bolivariano haya podido dejar atrás la grave crisis que ha sufrido en los últimos años.

Seguiremos en lo adelante impidiendo los intentos de EE.UU. y de sus aliados de acudir a la opción militar con el objetivo de derrocar a las autoridades legítimas de Venezuela (presidido por Nicolás Maduro)”, dice el presidente del Comité de Asuntos Exteriores del Consejo de la Federación Rusa (el Senado), Konstantin Kosachev.

 

El alto funcionario ruso expresó la disposición de Moscú “a continuar brindando a Venezuela todo el apoyo necesario para implementar el camino de desarrollo elegido” por Caracas. “Apoyar el mejoramiento de la situación humanitaria, social y económica de Caracas es el principal objetivo de Moscú”, agregó.

El parlamentario venezolano, por su parte, condenó los embargos unilaterales y crueles de EE.UU contra la nación venezolana, que “contradicen los derechos internacionales” y afectan principalmente a “los sectores más vulnerables de la población”.

Después de que la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, reconociera al líder opositor Juan Guaidó como “presidente encargado” de Venezuela, Rusia no ha parado de criticar que esta postura de EE.UU. constituye un injerencismo de Washington en los asuntos internos de Caracas.

El país euroasiático, junto a muchos otros países, en reiteradas ocasiones ha condenado “política injerencista” de Washington para intervenir en asuntos interiores de los Estados independientes sudamericanos, y también denuncian que Estados Unidos trata a tales países como si fueran “su patio trasero”.

nsr/krd/rba

Comentarios