• Un operario en un campo petrolífero de Rosneft en la ciudad rusa de Nizhnevartovsk.
Publicada: martes, 10 de septiembre de 2019 14:10
Actualizada: martes, 10 de septiembre de 2019 23:57

El hecho de que EE.UU. dicte sanciones contra la petrolera estatal rusa Rosneft por operar con crudo en Venezuela es un acto ilegal, afirma la compañía.

La petrolera estatal rusa Rosneft ha declarado, a través de un comunicado hecho público este martes, que cualquier esfuerzo de Washington por frenar sus ingresos en Venezuela constituye un acto ilegal.

“Estados Unidos está utilizando la amenaza de las sanciones como una forma de competencia desleal”, ha afirmado la petrolera rusa, subrayando, además, que todas las operaciones que realiza con crudo en Venezuela se llevan a cabo en el marco de los pactos rubricados antes de que Washington le impusiera sanciones a la compañía estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

LEER MÁS: EEUU sanciona a petrolera venezolana PDVSA en apoyo a golpistas

De acuerdo con la nota, lo que Estados Unidos busca con esta acción es crear tensiones en los mercados petroleros mundiales.

Este comunicado de Rosneft ve la luz después de que Elliott Abrams, el enviado especial de EE.UU. para Venezuela, declarara esta misma jornada que es posible que Rusia sea blanco de las sanciones del país norteamericano por comprar petróleo al Estado caribeño.

Estados Unidos está utilizando la amenaza de las sanciones como una forma de competencia desleal”, ha afirmado la petrolera estatal rusa Rosneft en un comunicado.

 

“Es evidente que Rosneft obtiene mucho dinero del comercio con Venezuela, (los rusos) compran cada vez más petróleo a Venezuela con descuentos considerables y a cambio, les venden productos derivados del petróleo”, ha expresado Abrams.

De igual modo, ha aseverado que, a lo largo de los años, ha aumentado la “dependencia” de PDVSA y del Gobierno del país bolivariano, presidido por Nicolás Maduro, del Gobierno ruso. “Cada vez más petróleo venezolano se vende a la compañía Rosneft, que, a su vez, lo revende”, ha añadido.

LEER MÁS: Rosneft aumentó proyectos comunes con PDVSA en Venezuela en 2018

“El traslado de la sede de PDVSA a Moscú (capital rusa) se convirtió en un símbolo de los crecientes lazos de Moscú y Caracas”, ha indicado.

Asimismo, cuando se le ha preguntado sobre la posibilidad de que se produzca una intervención en Venezuela, el enviado especial de EE.UU. para el país bolivariano ha afirmado que en lo tocante a esta cuestión “todas las opciones están sobre la mesa”.

EE.UU. ha aumentado sus presiones sobre el Gobierno legítimo de Maduro, mientras que Rusia, por su parte, que se opone a las posturas de Washington en contra de Caracas, ha rechazado en reiteradas ocasiones la demanda del país norteamericano de que deje de comerciar con la nación sudamericana y considera que dicha exigencia contraviene el derecho internacional.

LEER MÁS: Venezuela desviará su crudo de EEUU a Rusia en reacción a embargos

nlr/anz/mkh

Comentarios