• Sistemas de misiles tierra-aire S-400 de fabricación rusa.
Publicada: jueves, 25 de julio de 2019 2:05
Actualizada: jueves, 25 de julio de 2019 2:42

Rusia comienza a entregar el segundo lote de S-400 a China a pesar de la gran presión de los EE.UU. para obligar a Pekín a abandonar su contrato con Moscú.

Rusia envió el primer barco con componentes de los nuevos sistemas de defensa aérea S-400 a China, y dos más saldrán en los próximos días, según ha informado este miércoles la agencia rusa de noticias TASS. Los tres barcos entregarán casi todas las piezas necesarias para el segundo regimiento de S-400 que ordenó el país asiático.

“Un barco de transporte con el primer lote de S-400 establecido para China ha zarpado al mar desde el puerto de Ust-Luga en la costa báltica”, ha añadido TASS, citado por una fuente militar.

Wu Qian, el portavoz del Ministerio de Defensa Nacional de China, ha indicado la misma jornada que Moscú y Pekín seguirán fortaleciendo y mejorando su cooperación militar, su asociación estratégica y combatirán conjuntamente al terrorismo a fin de impulsar la paz, la seguridad y la estabilidad mundial.

Un barco de transporte con el primer lote de S-400 establecido para China ha zarpado al mar desde el puerto de Ust-Luga en la costa báltica”, ha revelado la agencia rusa de noticias TASS, citado por una fuente militar.

 

China se convirtió en el año 2014 en el primer país comprador de los sistemas de misiles de defensa S-400 de Rusia. En este contexto, Moscú firmó un contrato con Pekín para entrega de dos conjuntos de regimiento de S-400. A pesar de un pequeño retraso debido a los daños causados ​​a uno de los envíos por una tormenta, el primer regimiento se entregó con éxito en 2018.

LEER MÁS: Rusia inicia la entrega de sistema antiaéreo S-400 a China

LEER MÁS: China se prepara para probar el sistema antimisil ruso S-400

Rusia también comenzó a enviar componentes del sistema S-400 a Turquía en este mes de julio convirtiéndose así en el primer país miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en rubricar un contrato con Rusia para adquirir sus sistemas de defensa antiaérea una acción que no ha gustado nada ni al bloque militar occidental ni a EE.UU., que ha amenazado varias veces con imponer sanciones al país euroasiático por la compra de los S-400.

LEER MÁS: Turquía, dispuesta a dejar la OTAN en medio de tensiones por S-400

nlr/lvs/alg

Comentarios