• Un avión de reconocimiento Boeing RC-135V Rivet Joint de EE.UU.
Publicada: sábado, 20 de julio de 2019 15:52
Actualizada: domingo, 21 de julio de 2019 10:41

EE.UU. intensifica su espionaje a Rusia con el reiterado sobrevuelo de aviones de reconocimiento cerca de las fronteras rusas, según un reporte.

Un avión espía estadounidense RC-135V Rivet Joint de EE.UU. fue detectado el viernes cerca de la frontera occidental de Rusia, en la región de Kaliningrado, sobre el mar Báltico, mientras realizaba un vuelo de reconocimiento de tres horas de duración, conforme señala el sitio de rastreo de aeronaves militares PlaneRadar.

“Un Boeing RC-135V Rivet Joint, número de registro 64-14846, tras despegar de la base aérea de Mildenhall (en el Reino Unido), realizó un vuelo de reconocimiento a lo largo de la frontera de la región de Kaliningrado”, detalla el sitio.

Después de sobrevolar las fronteras rusas, el avión se dirigió hacia el espacio aéreo de Polonia y Lituania.

Un Boeing RC-135V Rivet Joint, número de registro 64-14846, tras despegar de la base aérea de Mildenhall (en el Reino Unido), realizó un vuelo de reconocimiento a lo largo de la frontera de la región de Kaliningrado”, detalla el sitio de rastreo de aeronaves militares PlaneRadar respecto al sobrevuelo de un avión de reconocimiento de EE.UU. cerca de las fronteras rusas.

 

Un día antes, un avión Q-4B Global Hawk y un P-8A Poseidon realizaron vuelos de reconocimiento cerca de la península de Crimea.

En los últimos meses se han detectado, en numerosas ocasiones, aviones de reconocimiento estadounidenses cerca de las fronteras rusas sobre el mar Negro, cerca de la región de Kaliningrado y las bases militares rusas en Siria.

LEER MÁS: Caza Su-27 ruso intercepta un avión espía de EEUU en mar Báltico

El Ministerio ruso de Defensa ha instado, reiteradamente, a Washington, a que abandone sus operaciones de vigilancia cerca de las fronteras de Rusia; sin embargo, EE.UU. ha declinado tal petición.

Los vuelos de espionaje realizados por las aeronaves estadounidenses y de los países occidentales cerca de los cielos de Rusia han aumentado, en los últimos años, proporcionalmente la presencia de EE.UU. y sus aliados de la Organización del Tratado de Atlántico Norte (OTAN) en el este de Europa, una expansión que Rusia ha objetado.

El Gobierno de Rusia ha alertado repetidamente de las consecuencias de la progresiva expansión militar de la OTAN en Europa del Este, cerca de sus fronteras, subrayando que esta tendencia amenaza su seguridad, por lo que no quedará sin respuesta.

tmv/anz/nlr/mjs

Comentarios