• El canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, habla en una reunión en Moscú (capital), 30 de enero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 2 de febrero de 2019 16:35

El canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, advierte que la retirada de EE.UU. del Tratado de misiles INF amenaza la estabilidad y la seguridad mundiales.

“Nos preocupa el enfoque de EE.UU. sobre sus responsabilidades con un tratado tan universal como el Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares”, señala el ministro ruso de Exteriores, según la agencia estatal local de noticias TASS.

En una reunión mantenida este sábado con el presidente ruso, Vladimir Putin, Lavrov ha denunciado que EE.UU. ha violado acuerdos internacionales sobre la estabilidad estratégica y la seguridad mundiales, el tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), entre otros.

El Tratado INF —suscrito en 1987 entre la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y EE.UU.— prohíbe a las potencias con armas nucleares la transferencia de la tecnología nuclear a otros países, explica el ministro ruso de Exteriores, pero Washington ha violado sistemáticamente dicho tratado en el marco de las llamadas misiones nucleares conjuntas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), en las cuales se muestra el uso de las armas nucleares.

“Es una violación directa del Tratado de No Proliferación (TNP)”, insiste Lavrov.

Nos preocupa el enfoque de EE.UU. sobre sus responsabilidades con un tratado tan universal como el Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares”, señala el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov.

 

Además, en otra parte de sus declaraciones, Lavrov se ha referido a que EE.UU. se ha retirado del tratado pretextando presuntas violaciones de Rusia y, en respuesta, acusa a Washington de violar el convenio desde 1999.

“De acuerdo con nuestra información, EE.UU. comenzó a violar este tratado en 1999, cuando llevó a cabo pruebas de aviones de combate, cuyas características coincidían con las de los misiles de crucero con base en tierra prohibidos por el tratado”, aduce.

Como respuesta a la salida de EE.UU., Rusia ha anunciado este mismo sábado que Moscú suspenderá su participación en el tratado INF, e iniciará el desarrollo de un nuevo misil supersónico de medio alcance.

Entre tanto, varios expertos alertan de que si EE.UU. despliega misiles con capacidad nuclear en Europa después de abandonar el tratado, pondría literalmente a los países anfitriones en peligro y posibilitaría una confrontación entre Rusia y Occidente.

fmk/alg/nii/

Comentarios