• Rusia construye una valla y separa Crimea de Ucrania
Publicada: sábado, 29 de diciembre de 2018 22:49
Actualizada: sábado, 29 de diciembre de 2018 23:19

Rusia termina de construir una valla de 60 kilómetros entre la península de Crimea y Ucrania para impedir ataques de grupos radicales ucranianos.

La valla, equipada con cientos de cámaras de vigilancia y sensores, prevendrá también la violación de la frontera y actividades de contrabando, tanto de armas y munición como de otros artículos, según explicó recientemente el Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB, por sus siglas en ruso).

En caso de una incursión desde el lado ucraniano, los sensores emitirán la señal de alarma, poniendo en funcionamiento las cámaras situadas en el lugar de la infracción, que pueden funcionar en condiciones de escasa visibilidad, informan medios locales.

El servicio de guardafronteras de Rusia asegura que además de la valla cuenta con otros métodos tecnológicos para proteger los límites de su territorio.

Crimea, adherida en 2014 a la Federación Rusa tras aprobarse en referéndum, es la principal fuente de tensión entre Moscú y Kiev. Este sábado, el Ministerio de Exteriores de Ucrania ha denunciado la construcción de la alambre de púas en su frontera con Crimea.

 

Kiev ha tachado de “ilegal” la medida de Rusia y asegurado que “de ninguna manera modifica el estatus de la península” de Crimea.

Crimea tiene más de 2500 kilómetros de costa y está unida al resto del continente europeo únicamente por el istmo de Perekop, que tiene unos 8 kilómetros de ancho. En mayo pasado Rusia inauguró un puente de 17 kilómetros de largo que une a la península al resto del territorio ruso a través del estrecho de Kerch.

Las relaciones entre Moscú y Kiev (junto a sus aliados occidentales) viven actualmente uno de sus momentos más tensos después de que fuerzas de Rusia detuvieran el 25 de noviembre tres navíos militares ucranianos por atravesar el estratégico estrecho de Kerch, entre el mar Negro y el mar de Azov (al sureste de Ucrania, donde sigue el conflicto independentista), y que separa Crimea de la península rusa de Tamán.

El Kremlin tildó el incidente naval de “provocación muy peligrosa” y defendió las acciones de los guardacostas rusos subrayando que actuaron en conformidad con la legislación vigente.

ftm/mla/nlr/mkh

Comentarios