• El representante permanente de Rusia ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Vassily Nebenzia, ofrece discurso en el organismo internacional.
Publicada: miércoles, 31 de octubre de 2018 19:01

El embajador ruso ante las Naciones Unidas vuelve a denunciar el bloqueo de Estados Unidos a Cuba, que considera un “repugnante recuerdo” de la Guerra Fría.

El representante permanente de Rusia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Vasili Nebenzia, ha expresado este miércoles su “enérgica condena” al bloqueo económico, comercial y financiero de EE.UU. a Cuba, tachándolo de “política agresiva”.

“Consideramos que la perpetuación del embargo es un repugnante recuerdo de la Guerra Fría”, ha afirmado el diplomático.

Las restricciones impuestas por Washington a la isla son un “anacronismo” y contradicen los principios de la Carta de las Naciones Unidas, ha dicho Nebenzia.

Consideramos que la perpetuación del embargo (a Cuba) es un repugnante recuerdo de la Guerra Fría”, afirma el representante permanente de Rusia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Vasili Nebenzia.

 

El diplomático ruso ha formulado estas declaraciones antes de la votación en la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) del proyecto de resolución ‘Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba’.

En múltiples ocasiones, Moscú ha pedido a Washington que levante de inmediato su bloqueo a Cuba, de “carácter inadmisible”, según denunció una vez el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

Varios participantes en la votación de este miércoles han instado a eliminar el bloqueo aplicado a Cuba desde hace 60 años por su carácter ilegal y por violar el derecho a la paz y el desarrollo.

No obstante, Washington ha presentado ocho enmiendas al proyecto de resolución para obstaculizarlo. En reacción, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, ha denunciado la medida estadounidense como una nueva “maniobra política” del país norteamericano para justificar el bloqueo.

La Habana ha denunciado en reiteradas ocasiones tanto las sanciones como las medidas intervencionistas de Washington en su contra, por contradecir el derecho internacional y violar su soberanía.

Con la llegada de Donald Trump a la Presidencia de EE.UU., quedó paralizado el proceso de normalización de relaciones entre los dos países que había comenzado con el presidente estadounidense anterior, Barack Obama.

tqi/mla/ftn/

Comentarios