• El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia con sede en Moscú, capital.
Publicada: sábado, 14 de julio de 2018 15:05
Actualizada: sábado, 14 de julio de 2018 18:30

EE.UU. está detrás de la ‘decisión antirrusa’ del Gobierno de Grecia de expulsar a dos diplomáticos sin justificación alguna, denuncia la Cancillería rusa.

“Es obvio que Washington está detrás de la decisión antirrusa del Gobierno griego (…). Estados Unidos apoyó abiertamente estas acciones con la declaración del Departamento de Estado”, señala un comunicado emitido el viernes por el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores.

La declaración en cuestión fue hecha por la portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Heather Nauert, quien el jueves tuiteó que Washington apoyaba la decisión de Atenas y pedía a Moscú que detuviese un supuesto comportamiento desestabilizador.

La Cancillería rusa convocó ayer viernes al embajador griego en Rusia, Andreas Fryganas, para expresarle “su firme protesta” por la expulsión de dos diplomáticos rusos y la prohibición a otros dos de entrar en Grecia —de lo que formó el miércoles el periódico griego Kathimeriní— por “acciones ilegales contra la seguridad nacional”.

Es obvio que Washington está detrás de la decisión antirrusa del Gobierno griego (…). Estados Unidos apoyó abiertamente estas acciones con la declaración del Departamento de Estado”, afirma el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores tras la expulsión por Grecia de dos diplomáticos rusos.

 

Las acciones de Atenas no tienen justificación alguna, subraya en su comunicado la Diplomacia de Moscú, que advierte de que podrían perjudicar las relaciones bilaterales.

Además, la nota condena la decisión de Grecia de extraditar al experto informático ruso Alexandr Vínnik a Francia, tras decidir el jueves un tribunal heleno satisfacer una solicitud en ese sentido presentada por París, decisión que la defensa calificó de politizada.

“Las autoridades griegas continúan agravando, bajo presión externa, la situación de nuestras relaciones bilaterales”, dice el comunicado, que añade un mensaje de advertencia: “Es obvio que Rusia no puede dejar estas acciones sin respuesta”.

Después de que el Ministerio de Exteriores de Rusia prometiera el miércoles dar “una respuesta simétrica” a la acción de Grecia, el viceministro ruso de Exteriores Alexandr Grushkó amenazó ayer viernes al país europeo con tomar represalias “a su debido tiempo”.

El envenenamiento en marzo del exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia en territorio británico provocó la mayor expulsión occidental de diplomáticos rusos desde la Guerra Fría, como resultado del apoyo de los aliados de Londres, que consideran a Moscú responsable.

Rusia devolvió el golpe y expulsó a diplomáticos de los países que habían cerrado filas con el Reino Unido, cuestionando cómo llegó Londres a la conclusión de que Moscú era responsable, e incluso indicando que se podía tratar de una trama de los servicios secretos británicos.

tmv/mla/snz/rba