• Rusia no da tregua a terroristas y bombardea su feudo en Idlib
Publicada: viernes, 27 de enero de 2017 15:04

La aviación militar rusa ha vuelto a atacar posiciones de los grupos terroristas atrincherados en la provincia noroccidental siria de Idlib.

De acuerdo con datos aportados por medios locales, un grupo de aviones de guerra rusos ha bombardeado este viernes un edificio ocupado por miembros del grupo terrorista Frente Fath al-Sham (antiguo Frente Al-Nusra, que fue rama siria de Al-Qaeda) en la periferia de la ciudad de Jan Sheijun, en el centro de la referida provincia, considerada actualmente la principal plaza de los grupos armados y facciones extremistas en Siria.

La incursión aérea rusa en Idlib tiene lugar apenas un día después de que el Ministerio ruso de Defensa anunciara nuevos ataques conjuntos de las aviaciones rusa y turca a posiciones del grupo ultrarradical EIIL (Daesh, en árabe) cerca de la ciudad de Al-Bab, en el norte de la vecina provincia de Alepo (norte), limítrofe con Turquía.

Como resultado de esta operación aérea conjunta, los aviones rusos y turcos destruyeron tres puntos de mando y comunicación, así como varias fortificaciones de los extremistas”, señala el Ministerio ruso de Defensa.

“Como resultado de esta operación aérea conjunta, los aviones rusos y turcos destruyeron tres puntos de mando y comunicación, así como varias fortificaciones de los extremistas”, se afirmó en un comunicado emitido por la Cartera rusa.

La nota asegura que, antes de emprender los bombardeos, las fuerzas aéreas de ambos países intercambiaron datos de exploración conseguidos con operaciones previas de drones de reconocimiento.

 

En la operación participaron varios cazabombarderos Sujoi Su-24M y Su-34 (de la parte rusa), junto a un grupo de cazas F-16 y F-4 de la aviación turca, precisó el comunicado del Ministerio ruso, recogido por la agencia oficial rusa TASS.

Se trata del tercer ataque aéreo coordinado entre Rusia y Turquía después de que el pasado 18 de enero cazas rusos y turcos realizaran sus primeras operaciones conjuntas en Al-Bab, destruyendo 36 objetivos de Daesh, y tres días después atacaran otras 22 posiciones extremistas en la misma localidad.

Estos bombardeos se producen después de que Moscú y Ankara firmaran un acuerdo para coordinar su ataques aéreos contra los grupos radicales que están fuera del alto el fuego que rige a lo largo del país árabe desde el pasado 30 de diciembre: el Frente Fath al-Sham y Daesh.

mjs/mla/msm/nal

Comentarios