• Una foto del portahelicópteros llamado Vladivostok, sacada el 9 de mayo de 2014
Publicada: jueves, 7 de mayo de 2015 0:49
Actualizada: jueves, 7 de mayo de 2015 1:44

Un artículo publicado el miércoles, en el diario galo Le Figaro baraja la posibilidad de que el Gobierno del presidente francés, François Hollande, pueda escabullirse de entregar los portahelicópteros modelo Mistral a Rusia, según el contrato firmado en 2011.

París podría hundir los dos portahelicópteros si se rompe el contrato, apuntó el diario galo citando a un oficial anónimo, que está bien informado de la situación relacionada con esos buques de combate.

En declaraciones concedidas a la agencia rusa de noticias Russia Today, Jean-Pierre Thomas, exasesor del expresidente francés Nicolás Sarkozy, calificó de “absurdo” la idea de hundir esos dos portahelicópteros, por la cantidad de dinero que perdería el país además de empleos.

“No tiene sentido para nada. Perderemos 1000 empleos (...) Perderemos dinero (...) Los Mistrales han de ser entregados (...) la política y la diplomacia son una cosa y el comercio es otra”, acotó Thomas.

El rotativo francés añade que el Gobierno galo podría pensar además de destruir en desmantelar o remodelar esos buques.

En el mismo contexto, Le Figaro, citando a los militares franceses de alto rango, considera “inaceptable” la destrucción de esos buques debido a los esfuerzos que brindaron sus fabricantes en Saint-Nazaire, uno de los astilleros navales más grandes de este país europeo, para construirlos.

Asimismo, rechaza la idea de remodelar esas embarcaciones para incorporarlas en la Armada francesa, pues, prosigue el diario, su diseño coincide con las necesidades de la Armada rusa, así que su remodelación para la Armada gala costará cientos millones de euros.

Francia, que iba a recibir 1.25 mil millones de dólares de Moscú; un negocio que no se realizó hasta la fecha, por la presión de Estados Unidos y la Unión Europea (UE), podría verse obligado a pagar una indemnización de 330 millones de dólares a Moscú por no cumplir con el contrato, agrega la publicación, citando a las fuentes cercanas al Gobierno de París.

El 29 de octubre de 2014, los medios de comunicación rusos informaron de la decisión de Francia de entregar, el 14 de noviembre del citado año, un primer portahelicópteros modelo Mistral a Rusia, cuyo contrato fue suspendido por París por la supuesta implicación de Moscú en la crisis ucraniana.

Si bien el primer buque llamado Vladivostok debería haber sido entregado en noviembre de 2014, Hollande pospuso su envío “hasta nuevo aviso”, recuerda ese diario.

Estados Unidos y sus aliados han justificado la implementación de las sanciones contra Rusia bajo el pretexto de la presunta involucración de Moscú en los enfrentamientos en el este de Ucrania.

En respuesta, Rusia impuso algunos embargos contra los productos provenientes de los países sancionadores y elaboró una lista de más de 200 personas de la UE y EE.UU. para denegarles visados de entrada.

Se cree que algunos miembros de la UE no apoyan las sanciones contra Rusia, país con el que el ente mantiene un gran intercambio económico y del cual depende para abastecer gran parte de su suministro interno de energía.

ask/rha/mrk

Comentarios