• El canciller ruso, Serguei Lavrov.
Publicada: martes, 1 de marzo de 2016 14:37

El canciller ruso, Serguei Lavrov, critica el suministro de armas a los terroristas desde Turquía y urge a sellar la frontera turco-siria, en un intento por frenar el proceso.

“Una tarea especial es detener la ayuda a los terroristas desde el exterior, para materializar ese fin debe cerrarse la frontera que comparte Siria con Turquía”, ha indicado este martes Lavrov ante el Segmento de Alto Nivel de la 31ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU), celebrado en la ciudad suiza de Ginebra.

El jefe de la Diplomacia rusa ha denunciado que los milicianos reciben armas a través de dicha frontera e incluso en los convoyes humanitarios.

Una tarea especial es detener la ayuda a los terroristas desde el exterior, para materializar ese fin debe cerrar la frontera que comparte Siria con Turquía”, ha indicado el canciller ruso, Serguei Lavrov.

En el mismo contexto, Lavrov ha recordado a los periodistas que sufrieron detenciones y cárcel por haber revelado información sobre el apoyo de Ankara a los terroristas que luchan contra el Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad. “A propósito se trata de la libertad de expresión”, añade.

Cabe recordar que la Policía de Turquía arrestó el 26 de noviembre de 2015 a dos periodistas del diario opositor turco Cumhuriyet por la divulgación de un video que muestra un camión turco, escoltado por agentes de los servicios secretos turcos, supuestamente cargado con munición destinada a los grupos armados en Siria.

La Fiscalía turca los acusó de “espionaje”, intento de subversión y apoyo al terrorismo. Pero meses después, el Tribunal Constitucional (TC) turco decidió liberarlos. El veredicto enojó al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quien había exigido que se les condenara a cadena perpetua.

La prolongación de la tregua, la única vía para salvaguardar Siria

En otra parte de sus declaraciones, Lavrov ha opinado que la restauración de Siria será posible solo por medio de un cese el fuego duradero y el reinicio de diálogos reales sobre el futuro de este país árabe, lo cual “debe ser determinado por los propios sirios”, ha insistido.

De igual manera, el político ruso ha reiterado que no se ha contemplado ningún lugar para los terroristas o extremistas ni en el acuerdo de la tregua ni en el proceso político de Siria, cuya ideología, explica, no es “compatible” con los principios de la existencia de la civilización humana.

Asimismo, Lavrov ha recordado que atacar las posiciones de los grupos terroristas EIIL (Daesh, en árabe) y el Frente Al-Nusra, rama de Al-Qaeda en el territorio sirio, supone una condición “inviolable” para asegurarse de que la observación de los derechos humanos en Siria e Irak, y en general, en las regiones de Oriente Medio y el norte de África.

Siria sufre desde 2011 un conflicto armado que ha causado hasta el momento más de 270.000 muertes, de acuerdo con las últimas cifras divulgadas por el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

ask/anz/rba

Commentarios