• El representante permanente de Irán ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Qolamali Joshru.
Publicada: jueves, 10 de septiembre de 2015 7:16
Actualizada: jueves, 10 de septiembre de 2015 8:01

El mundo debe agarrarse a la cultura de la paz ante potencias que intentan resolver los problemas a través de la guerra y las sanciones, según el enviado iraní ante la ONU, Qolamali Joshru.

“Algunas potencias aún mantienen este pensamiento absurdo de que la amenaza, la sanción y la guerra resuelven todo tipo de cuestiones”, declaró el representante permanente de Irán ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Qolamali Joshru.

Algunas potencias aún mantienen este pensamiento absurdo de que la amenaza, la sanción y la guerran resuelve todo tipo de cuestiones”, afirma el representante permanente de Irán ante la ONU, Qolamali Joshru.

“La comunidad internacional de hoy necesita pasar del aterrador monstruo de la guerra a la cultura bella de la paz y la amistad”, añadió el funcionario persa en declaraciones hechas el miércoles ante el Foro de alto nivel sobre la Cultura de Paz en la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU).

Además consideró que las Naciones Unidas debería mantener interacciones con los gobiernos y sociedades civiles con el fin de institucionalizar la cultura de paz en el mundo de hoy que se enfrenta a la amenaza de extremistas.

A juicio del representante iraní, los pueblos de la región sufren también el aumento de movimientos extremistas que se oponen a la paz ya que está en contra de sus posiciones, e incluso cuentan con la ayuda de algunas potencias regionales y extranjeras.

La Asamblea General de la ONU.

 

De otro lado indicó que para tener una comunidad pacífica y lograr la madurez del ser humano hay que prevenir el desarrollo de las amas de destrucción masiva, teniendo en cuenta que la guerra es el factor principal de inseguridad, injusticia, opresión y retroceso.

Cabe mencionar que en los últimos años la región del Oriente Medio se enfrenta a la intensificada violencia de grupos extremistas y terroristas como la banda takfirí EIIL (Daesh, en árabe) sobre todo en Siria e Irak.

nas/ktg/mrk