• El portavoz de la Cancillería de Irán, Naser Kanani.
Publicada: lunes, 3 de octubre de 2022 23:24

Irán defiende la integridad territorial de los países y apoya esfuerzos para resolver plácidamente el conflicto ruso-ucraniano.

La República Islámica de Irán, como siempre, y según sus principios fundamentales, pone de relieve la necesidad de respetar plenamente la integridad territorial de los países como una regla fundamental del derecho internacional y los principios de la Carta de las Naciones Unidas”, ha dicho este lunes el portavoz de la Cancillería persa, Naser Kanani en reacción a la adhesión de cuatro regiones prorrusas de Donetsk y Lugansk (este), Jersón y Zaporiyia (sur) a Rusia.

En esta línea, en declaraciones de prensa, Kanani ha afirmado que Teherán cree que se debe evitar cualquier acto provocativo que haga disturbios en el camino hacia la paz, la estabilidad y la tranquilidad.

Asimismo, ha subrayado que, hasta el momento, se han realizado esfuerzos para reducir la tensión, pero no se ha llegado a ningún resultado. Según el vocero, la continuación del conflicto en Ucrania se debe a las acciones de algunos países que buscan sus intereses en la continuación de la crisis en la región.

 

Tales declaraciones se producen después de que en varias regiones independentistas y prorrusas de Ucrania se han llevado a cabo unos referéndums de incorporación a Rusia durante 23 hasta 27 de septiembre—proceso iniciado desde el pasado viernes—, en las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk situadas en el Donbás, y las regiones de Jersón y Zaporiyia, en los cuales los electores decidieron decir sí a la adhesión de sus regiones a Federación de Rusia.

Asimismo, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, afirmó el 29 de septiembre la adhesión de las regiones mencionadas y ha enviado los documentos para que sean aprobadas en el Parlamento (Duma Estatal). Por otra parte, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) tachó de ilegales los referendos en dichas regiones de Ucrania y presentó el viernes un proyecto de resolución para condenar la medida, pero fue vetado por Rusia.

En este sentido, Putin argumentó que, en 1991, las élites decidieron disolver la antigua Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) sin consultar la voluntad de los ciudadanos, y ahora, las personas han elegido a volver a su patria. Igualmente, aseveró que tales territorios anexados a Rusia no van a ser devueltos a Ucrania.

nrl/hnb