• Irán sobre sanciones: Estamos en lo correcto al no confiar en EEUU
Publicada: viernes, 17 de junio de 2022 17:31

El presidente de Irán, Seyed Ebrahim Raisi, reitera que la República Islámica no confía en EE.UU., pues “no cumple con sus promesas”.

“Cuando decimos que no confiamos en Estados Unidos, el mundo debe admitir que estamos en lo correcto cuando no confiamos en los que no cumplan con sus promesas”, ha afirmado este viernes Raisi en un acto en el norte de Teherán (capital).

Raisi ha señalado que detrás de la política de restricciones de EE.UU. está su fracaso ante Irán, y ha dado por fracasados los intentos del “enemigo por derrotarnos a través de las sanciones”.

El mandatario persa ha resaltado que la República Islámica va en el camino hacia la victoria y progreso, pues EE.UU. ya ha declarado que ha fracasado “de forma escandalosa en la campaña de ‘máxima presión’ contra Irán”.

Asimismo, ha señalado que es de sorprender que “los estadounidenses envían, por una parte, el mensaje de que están preparados para diálogos y acuerdo, mientras por otra siguen sumando sanciones”.

 

La Casa Blanca anunció el jueves nuevas sanciones a varias empresas iraníes y de otros países so pretexto de haber facilitado la venta de productos petroquímicos de Irán.

Esto, mientras que las autoridades iraníes siguen alertando que las sanciones cierran paso a cualquier acuerdo en los diálogos de Viena (Austria) —destinadas a facilitar el levantamiento de los embargos contra el país persa y así revitalizar el pacto nuclear, de nombre oficial Plan integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)—.

Estados Unidos y sus aliados europeos, asimismo, están utilizando una vez más la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) como herramienta política para intimidar al país persa por su programa nuclear.

De hecho, la Junta de Gobernadores de la AIEA aprobó el 8 de junio una resolución antiraní, acusando a Teherán de no cooperar con la agencia.

El proyecto de la resolución fue presentado por EE.UU. y la troika europea (el Reino Unido, Francia y Alemania); e Irán denuncia que Washington, con esta medida, busca “obtener ventajas políticas en la mesa de negociaciones” en Viena.

tqi/mkh