• El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, habla en la Conferencia sobre Afganistán, celebrada en Teherán, 27 de octubre de 2021. (Foto: IRNA)
Publicada: jueves, 28 de octubre de 2021 0:12

El secretario general de la ONU da las gracias a Irán por sus esfuerzos para zanjar la crisis en Afganistán y apoya la formación de un gobierno inclusivo afgano.

En un mensaje de video proporcionado para la Conferencia sobre Afganistán, celebrada este miércoles en Teherán, capital persa, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, ha agradecido a Irán por celebrar el mencionado evento.

Agradezco al Gobierno de la República Islámica de Irán por organizar este encuentro en un momento tan crítico. Afganistán se enfrenta a una crisis humanitaria y está al borde de una catástrofe”, ha sentenciado.

Al respecto, Guterres ha destacado cuatro áreas de acción: Primero, colaborar para llevar a cabo el socorro humanitario; segundo, trabajar para evitar un colapso total de la economía afgana; y tercero, ayudar a formar un gobierno inclusivo y representativo, que respete el derecho internacional humanitario y defienda los derechos humanos y las libertades fundamentales.

“Estoy profundamente preocupado por las violaciones de los derechos humanos, incluidos los derechos de las mujeres, los niños y las minorías étnicas, y, recientemente, los horribles ataques terroristas contra instituciones religiosas que cobraron muchas vidas. Debemos seguir participando para ayudar a que las cosas avancen en la dirección correcta”, ha precisado.

 

Ha proseguido que los afganos y la región necesitan un país seguro, no un refugio para el terrorismo o un centro para el tráfico de drogas.

La Conferencia sobre Afganistán se ha celebrado con presencia de los cancilleres de Irán, Paquistán, Tayikistán, Uzbekistán, Turkmenistán y los ministros de China y Rusia que asistieron a la reunión por videoconferencia.

Las autoridades iraníes están llevando a cabo consultas y conversaciones con los vecinos para ayudar a Afganistán a superar las actuales crisis política y de seguridad en las que está sumido.

El colapso de Afganistán y la toma del poder por los talibanes ocurrieron poco después de que comenzara la fase final de la retirada de las fuerzas de EE.UU., a la cabeza de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que invadió el país centroasiático en 2001, so pretexto de luchar contra el grupo armado Talibán y de entrenar y equipar a las fuerzas de seguridad afganas, pero al final no lograron impulsar una victoria decisiva.

msm/mkh