• ‘Irán no busca malos acuerdos en Viena porque todo está a su favor’
Publicada: lunes, 3 de mayo de 2021 17:37
Actualizada: lunes, 3 de mayo de 2021 18:18

Un experto considera que Irán es consciente de que el tiempo corre a su favor y por eso no tiene prisa para cerrar malos acuerdos en las conversaciones de Viena.

El Gobierno iraní ha gestionado las negociaciones y las relaciones diplomáticas [...] en Viena con una clara perspectiva de obtener compromisos concretos, claros, verificables. Además, ha utilizado hoy mismo unas expresiones muy clarísimas que hablan de la fiabilidad y de la seriedad que van a exigir y están exigiendo ya a la otra parte”, ha dicho el director del grupo de consultoría español Ekai Center, Adrian Zelaia, en una entrevista concedida este lunes a HispanTV.

El entrevistado ha destacado que Irán está teniendo en cuenta que, durante los últimos años, no solo se ha producido el desmarque radical de EE.UU. sino también un permanente incumplimiento de las promesas por parte de los miembros de la Unión Europea (UE). “El Gobierno de Irán es un gobierno serio y no se va a dejar arrastrar a la trampa”, agrega Zelaia.

El entrevistado hace notar que Irán sabe perfectamente que EE.UU. está en una situación de debilidad estructural, a pesar de haber sido un país poderoso, por tanto, “sabe que el tiempo corre a su favor, no tiene ninguna prisa para cerrar malos acuerdos”.

 

“Irán está interesado en llegar a un acuerdo, pero un acuerdo que sea interesante para las dos partes y desde luego no se va a dejar engañar por una posible estrategia del Gobierno de EE.UU. que intentase conseguir acercar a Irán al entorno occidental con tal de alejarlo de otros países emergentes, como Rusia o China, que podría ser una tentación para determinados sectores de Occidente”, explica el analista.

Sin embargo, según el experto, es posible que Estados Unidos siga a corto plazo su estrategia de presión, pero, como el país norteamericano atraviesa una extraordinaria crisis, tanto a nivel interno como externo, lo que le genera una debilidad creciente y anula su capacidad de disparar a todos los frentes, entonces, necesariamente a, muy corto plazo, que puede ser unos meses o uno o dos años quizás, va a tener que revisar su postura.

En este escenario, para Zelaia lo ideal sería que fuese una revisión en la línea de dejar de asumirse como la potencia hegemónica del mundo y, en su lugar, centrarse en resolver sus problemas internos. Sin embargo, plantea que, en caso de que eso no suceda, Washington como mínimo tendría que dosificar su beligerancia externa y elegir objetivos más concretos y esto va a suponer en uno u otro momento intentar cerrar frentes con uno u otro país emergente, lo que, dentro de unos meses o como mucho uno o dos años, haría que EE.UU. acabe modificando claramente su postura en política internacional como factor clave para el país norteamericano.

Fuente: HispanTV Noticias

mep/ncl/fmk/rba