• Representante de Irán ante la Oficina de ONU en Ginebra, Esmail Baqai, habla en 44.ª sesión del Consejo de DD.HH. de la ONU, 9 de julio de 2020.
Publicada: jueves, 9 de julio de 2020 15:10
Actualizada: sábado, 11 de julio de 2020 0:36

Irán pide a la ONU a sonar las alarmas por el peligro que supone el terrorismo de Estado de EE.UU. para la seguridad mundial tras el asesinato de Soleimani.

Durante la 44.ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el representante permanente de la República Islámica de Irán ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra (Suiza), Esmail Baqai, ha argumentado este jueves que el asesinato, por EE.UU., del teniente general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, ha puesto en peligro la paz internacional.

Este crimen, destaca el diplomático iraní, no solo ha violado las normas internacionales y la Carta de la ONU sino ha socavado las leyes de los derechos humanos, tal y como la relatora especial de las Naciones Unidas sobre Asesinatos Selectivos y Ejecuciones Extrajudiciales, Agnes Callamard, ha destacado que el asesinato de altos oficiales de otros países por EE.UU. ha causado un “precedente peligroso”.

El asesinato del general Soleimani, es más una medida inmoral y peligrosa que un acto arbitrario. Es un terrorismo de Estado y Estados Unidos debería responder por esta acción. No debe permitirse que ningún motivo y argumento justifique este acto ilegal”, ha alertado Baqai.

 

El representante de Irán ha instado al Consejo de Derechos Humanos de la ONU a sonar las alarmas por el peligro que amenaza las leyes más básicas de los DD.HH. y el sistema internacional.

Baqai ha aducido que el asesinato del prominente general iraní, efectuado el 3 de enero en una operación terrorista en Bagdad, capital iraquí, evidencia la política hostil que el Gobierno de Estados Unidos tiene durante los últimos 40 años hacia la nación persa, pues ha agregado que tanto el país norteamericano como el país anfitrión de aviones no tripulados (drones) de EE.UU. involucrados en dicha operación deben responder por el crimen sucedido.

El teniente general Qasem Soleimani, junto al subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, y a otros militares, fue martirizado en un bombardeo con drones cerca del Aeropuerto Internacional de Bagdad.

El Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) confirmó que el atentado terrorista fue ejecutado por orden directa del presidente Donald Trump.

Irán ha denunciado en duros términos el asesinato de su héroe en la lucha antiterrorista. El Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, así como altos mandos del CGRI, han alertado a su vez a los “criminales” de EE.UU. que les espera una “dura venganza” por parte de la República Islámica.

msm/rha/myd/rba