• El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamjani, habla con la prensa.
Publicada: sábado, 2 de mayo de 2020 8:16

Un político de alto rango iraní se mofa de que los vendedores europeos de armas químicas al dictador de Irak designaran a Hezbolá como terrorista.

El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamjani, rechazó la reciente decisión de Alemania de catalogar al Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) como una “organización terrorista” y de prohibirle toda actividad en su territorio.

En un mensaje emitido el viernes en su cuenta en Twitter, el titular iraní llamó a recordar cómo las armas de destrucción masiva que el país europeo suministró al régimen baasista del dictador iraquí Sadam Husein fueron utilizadas contra los civiles iraníes durante la guerra impuesta al país persa (1980-1988).  

Se ha revelado una nueva sorpresa. Los vendedores de armas químicas de destrucción masiva a Sadam Husein se han convertido en defensores de los derechos humanos y, por temor a su amigo infanticida [en referencia al régimen de Israel], llaman terrorista a la valiente Resistencia libanesa”, criticó.

 

Shamjani dejó claro que si el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) no pudo llegar a Europa es porque quedó atrapado detrás del muro de la Resistencia: “Sería bueno que la máscara fuera quitada de los rostros de los principales partidarios del terrorismo”, agregó.

Irán denuncia que algunos países europeos toman posiciones ignorando las realidades de la región de Asia Occidental y teniendo en consideración los objetivos del régimen de Israel y EE.UU.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán en un comunicado publicado el jueves arremetió contra Alemania por declarar a la Resistencia libanesa como “terrorista” mientras desempeña un rol importante en la lucha contra la banda takfirí EIIL (Daesh, e árabe) en la zona y en combatir al régimen de ocupación de Israel y, sobre todo, frustrar los planes de Occidente contra los derechos del pueblo palestino, y señaló que Berlín debe rendir cuentas por las consecuencias negativas de su decisión sobre la lucha contra los verdaderos grupos terroristas en la región.

msm/ktg/hnb/msf