• Un menor ruandés observa una tumba improvisada para enterrar a víctimas del genocidio en la década de los 90.
Publicada: martes, 3 de julio de 2018 2:10

Irán insta a la comunidad internacional a mantenerse vigilante para evitar que se produzcan crímenes o genocidios en cualquier lugar del mundo.

“La República Islámica de Irán cree que la comunidad internacional debe estar atenta ante cualquier intento de gobiernos para cometer crímenes de lesa humanidad y evitar su repetición como en el pasado”, ha dicho este lunes el representante permanente de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Qolamali Joshru.

El diplomático persa ha hecho este llamado en una reunión de la Asamblea General de la ONU, en Nueva York, donde se ha abordado la protección de las personas contra el genocidio, la limpieza étnica y los crímenes de guerra y de lesa humanidad.

Joshru ha lamentado que estos actos criminales se producen por la falta de voluntad política y acción del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) en la lucha contra estos flagelos, y ha señalado que la inacción ante estas formas de violencia genocida durante las últimas dos décadas ha provocado la muerte o el desplazamiento de millones de personas, como ocurrió en Ruanda.

La República Islámica de Irán cree que la comunidad internacional debe estar atenta ante cualquier intento de gobiernos para cometer crímenes de lesa humanidad y evitar su repetición como en el pasado”,  dice el representante permanente de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Qolamali Joshru.

 

El funcionario persa ha explicado que, en el pasado, la comunidad global con su indiferencia mostraba apoyo a los intereses políticos de ciertos poderes, permitiendo que estos aprovechen gradualmente la inacción como una herramienta política para allanar el camino hacia el intervencionismo.

Por ello, ha hecho hincapié en que la responsabilidad principal de prevenir los crímenes contra la humanidad recae, sobre todo, en los gobiernos, pero recalca que es imprescindible la ayuda de la comunidad internacional. 

Sin embargo, ha sentenciado que el uso de la fuerza so pretexto de otorgar ayuda humanitaria, abre las puertas a la injerencia política, lo cual Teherán rechaza.

krd/ncl/mjs/hnb

Comentarios