• El jefe de Relaciones Públicas del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Ramezan Sharif.
Publicada: jueves, 31 de mayo de 2018 14:12

Un alto titular iraní señala el ‘fracaso’ de un complot para hacer olvidar la cuestión palestina y asegura que ‘ya no hay margen de seguridad’ para Israel.

“La creación de Daesh (acrónimo árabe del grupo terrorista EIIL) constituía un complot para tergiversar la opinión pública de la cuestión de Palestina, (…) sin embargo con la derrota de Daesh, la opinión pública se ha centrado en el frente enemigo y ya no hay margen de seguridad para este régimen falso (el de Israel)”, dijo el miércoles el jefe del Comité de la Intifada y Al-Quds de Irán, Ramazan Sharif.

En declaraciones formuladas en una reunión para abordar la organización del Día Mundial de Al-Quds, Sharif destacó los logros de la resistencia en su objetivo que es “apoyar a los oprimidos” y “luchar contra la opresión y la arrogancia”.

Sharif, del mismo modo, volvió a condenar el complot estadounidense-israelí que dio lugar al traslado de la embajada de EE.UU. en los territorios ocupados palestinos de Tel Aviv a Al-Quds (Jerusalén), tachado de una “violación de las leyes internacionales”, subrayó.

La creación de Daesh (acrónimo árabe del grupo terrorista EIIL) constituía un complot para tergiversar la opinión pública de la cuestión de Palestina, (…) sin embargo con la derrota de Daesh, la opinión pública se ha centrado en el frente enemigo y ya no hay margen de seguridad para este régimen falso (el de Israel)”, dice el jefe del Comité de la Intifada y Al-Quds de Irán, Ramazan Sharif.

 

El también jefe de Relaciones Públicas del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), al mismo respecto, resaltó el fracaso de Estados Unidos en aunar apoyos de la comunidad internacional a su decisión proisraelí. Al contrario “las nacionales libres del mundo condenaron esta medida vergonzosa”, ha añadido.

El funcionario persa dijo que las marchas del Día Mundial de Al-Quds este año serán más masivas por las circunstancias actuales del territorio palestino, y en concreto, por las Marchas del Retorno, iniciadas desde el pasado 30 de marzo, —con el objetivo de condenar la ocupación israelí y demandar el derecho al retorno de los palestinos a sus territorios originarios— las cuales han sido reprimidas de forma violenta por el régimen de Tel Aviv.

“El pueblo oprimido de Palestina dice desde hace mucho tiempo que quiere volver a su patria y que no quiere quedarse en los campos de refugiados. La Ummah (la comunidad islámica) debe prestar atención a esto como una demanda específica en el Día de Al-Quds”, insistió.

tqi/rha/mjs/hnb