• El presidente de EE.UU., Donald Trump, detrás de varios mandatarios europeos en una cumbre internacional.
Publicada: jueves, 10 de mayo de 2018 14:35
Actualizada: viernes, 11 de mayo de 2018 1:08

La retirada de EE.UU. del acuerdo nuclear con Irán constituye “una gran victoria para la República Islámica”, ya que el mundo sabe ahora quien cumple con su palabra y quien falta a su compromiso, subraya el ministro iraní del Interior, Abdolreza Rahmani Fazli.

“Una vez que EE.UU. se retiró del JCPOA (siglas en inglés del Plan Integral de Acción Conjunta), todos los países europeos emitieron comunicado y dieron la razón a Irán”, ha precisado el destacado funcionario.

El mundo entero, ha agregado Rahmani Fazli, ya se ha dado cuenta de que es Estados Unidos el que infringió lo acordado, y eso, por sí sólo, es un triunfo para el país persa.

Ha dicho que el mundo reconoce actualmente a Irán como una potencia, y ésta es la misma la razón por la que República Islámica es blanco de presiones y sanciones.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, sacó el martes a su país del acuerdo nuclear suscrito en 2015 por Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Rusia, Francia y China, más Alemania), tras años de atacarlo. El mandatario prometió además imponer a Teherán “sanciones económicas del más alto nivel”, acusándolo de “apoyar el terrorismo”, entre otras cosas.

La decisión “ilegal” de Trump, tal y como la describió el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, fue tomada a pesar de que la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) ha confirmado en varias ocasiones el acatamiento del país persa de lo acordado, mientras que la contraparte estadounidense no cumplió nunca sus obligaciones, que consistían en el levantamiento de las sanciones.

Una vez que EE.UU. se retiró del JCPOA (siglas en inglés del Plan Integral de Acción Conjunta), todos los países europeos emitieron comunicado y dieron la razón a Irán”, ha precisado el ministro iraní del Interior, Abdolreza Rahmani Fazli.

 

Los socios europeos de Washington, es decir el Reino Unido, Francia y Alemania, recriminaron en un comunicado conjunto la decisión unilateral de Washington, y prometieron trabajar juntos para preservar el documento.

Los líderes europeos, entre ellos, la canciller alemana, Angela Merkel, creen en que EE.UU. ya no es de fiar, y para el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, el país norteamericano le está dando la espalda a las relaciones multilaterales.

ftm/ktg/krd/mkh

Comentarios