• El secretario del Consejo de Discernimiento del Sistema de la República Islámica de Irán, Mohsen Rezai, en un acto oficial en Teherán, capital persa.
Publicada: domingo, 7 de enero de 2018 2:34
Actualizada: lunes, 8 de enero de 2018 10:49

Un funcionario iraní revela que los recientes disturbios en Irán fueron tramados por la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, en inglés), Riad, familiares de Masud Barzani y de Saddam Husein, así como una célula contrarrevolucionaria.

El secretario del Consejo de Discernimiento del Sistema de la República Islámica de Irán, Mohsen Rezai, ha informado este sábado de una reunión secreta, celebrada hace unos meses en Erbil, la capital de la región de Kurdistán iraquí, en la que se planearon los recientes actos violentos y disturbios en el país persa.

“A la reunión asistieron el jefe de operaciones de la CIA sobre Irán (Michael Andrea), el jefe del despacho del hijo del (exdictador iraquí) Saddam Husein, junto con representantes de Arabia Saudí, la banda  terrorista Muyahidín Jalq (MKO) y parientes (del expresidente de la región del Kurdistán iraquí, Masud) Barzani”, detalla el político persa.

Agrega que la primera fase de la operación consistía en tomar el control de la mayoría de las ciudades iraníes y permitir, así, la entrada de armas al país persa y matar a varias personas, para luego, presionar al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) a que imponga nuevas sanciones antiraníes bajo el pretexto de los derechos humanos.

A la reunión (para desestabilizar Irán) asistieron el jefe de operaciones de la CIA sobre Irán (Michael Andrea), el jefe del despacho del hijo del (exdictador iraquí) Saddam Husein, junto con representantes de Arabia Saudí, la banda  terrorista Muyahidín Jalq (MKO) y parientes (del expresidente de la región del Kurdistán iraquí, Masud) Barzani”, detalla el secretario del Consejo de Discernimiento del Sistema de la República Islámica de Irán, Mohsen Rezai

 

La segunda fase, explica el funcionario persa a los periodistas, buscaba allanar el camino para que los miembros del grupo contrarrevolucionario MKO ingresaran al país y dañaran la seguridad interna.

Estas declaraciones se producen días después de que el CSNU sostuviera el viernes una reunión de emergencia a pedido de Estados Unidos para discutir las recientes protestas en Irán. El plan, no obstante, fracasó después de que muchos miembros del citado ente consideraran que estas protestas eran asuntos internos del país persa.  

Hace unos días, estallaron varias protestas pacíficas por problemas económicos en varias ciudades iraníes, pero las reuniones se volvieron violentas cuando ciertos grupos alborotadores, algunos de ellos armados, destrozaron propiedades públicas, como estaciones de policía y edificios gubernamentales.

Inmediatamente, EE.UU. y el régimen sionista anunciaron su apoyo a los disturbios y los actos violentos, que según las autoridades persas, fueron supuestamente dirigidos desde el extranjero.

myd/ncl/krd/mkh

Commentarios