• La portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Marzie Afjam
Publicada: martes, 7 de abril de 2015 16:04

El Ministerio iraní de Asuntos Exteriores ha expresado este martes su preocupación por la dramática situación que se vive en el campamento de refugiados palestinos de Al-Yarmuk, en el sur de Damasco, capital siria.

Los refugiados palestinos que habían elegido Siria para vivir, tras sufrir los crímenes perpetrados por el régimen israelí, hoy son víctimas de las atrocidades de los grupos takfiríes y terroristas que actúan en la línea de los intereses de los sionistas”.

“Los refugiados palestinos que habían elegido Siria para vivir, tras sufrir los crímenes perpetrados por el régimen israelí, hoy son víctimas de las atrocidades de los grupos takfiríes y terroristas que actúan en la línea de los intereses de los sionistas”, ha deplorado Marzie Afjam, portavoz de la Cancillería persa.

Afjam ha denunciado que tras la toma del control de Al-Yarmuk por parte del grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe), la situación se ha deteriorado en este asentamiento, aunque “los terroristas han provocado un baño de sangre contra los palestinos indefensos desde hace mucho tiempo”.

“La responsabilidad de esos crímenes recae sobre los países que no dejan de lado sus políticas hostiles respecto a Siria y siguen apoyando a los terroristas”, ha aducido.

En esta línea, ha llamado a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a presionar a los patrocinadores del terrorismo para que cesen el flujo de armas hacia Siria.

En comentarios similares, Mohamad Abu Askar, un dirigente del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS), aseguró el lunes que los últimos acontecimientos en Al-Yarmuk benefician al régimen israelí.

Miembros del EIIL irrumpieron el pasado miércoles en Al-Yarmuk, donde aún viven 18.000 refugiados de los 160.000 que habitaban este campamento antes del inicio de la crisis siria en 2011.

Al menos 15 personas perdieron la vida y 70 resultaron heridas el domingo como consecuencia de un ataque perpetrado por terroristas del EIIL contra el campamento.

El pasado jueves, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Siria exigió la ayuda de la ONU y el Consejo de Seguridad del ente internacional para obligar a los países patrocinadores del terrorismo a sacar a los terroristas de Al-Yarmuk.

kaa/anz/mrk