• El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif.
Publicada: lunes, 18 de abril de 2016 17:32

El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, llama a EE.UU. a cumplir con sus compromisos marcados en el acuerdo nuclear, y no injerir ni obstaculizar las transacciones bancarias entre Irán y Europa.

“Tenemos una sola petición a Estados Unidos: No inmiscuirse en ese caso, y cumplir con el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés o el acuerdo nuclear)”, sostuvo el domingo el diplomático persa, en alusión a los obstáculos que ha impuesto y sigue imponiendo Washington sobre la cooperación de los principales bancos europeos con sus socios iraníes, incluso después del levantamiento de las sanciones antiraníes.

Zarif que respondía a preguntas de representantes de algunos medios de comunicación extranjeros, entre ellos el alemán Der Spiegel, recordó que Teherán cumplió con todas sus obligaciones en cuanto a combatir el lavado de dinero e impedir el flujo de dinero a terroristas, y explicó que ya le toca a Washington hacer su parte.

Tenemos una sola petición a Estados Unidos: No inmiscuirse en ese caso, y cumplir con el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés o el acuerdo nuclear)”, sostuvo el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif.

Para Zarif, es un derecho de la nación iraní “sentir el resultado del acuerdo nuclear” —sellado en julio de 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania)—, y eso no se hará realidad, según él, mientras no se garantice la implementación íntegral de lo acordado.

"Los iraníes deben sentir los resultados del acuerdo lo más pronto posible, de lo contrario se preguntarán cuál era la necesidad", indicó Zarif.

Uno de los desafíos que hay que superar es la reticencia de los bancos europeos a operar en Irán, por temor a represalias de Estados Unidos que continúa limitando las transacciones en dólares con el país persa.

Participando el sábado en una rueda de prensa conjunta con la jefa de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, en Teherán, capital persa, el canciller iraní sostuvo que "Irán y la UE ejercen presión sobre Estados Unidos para que facilite la cooperación de los bancos no estadounidenses con Irán".

"Es esencial que el otro lado, en especial Estados Unidos, cumpla con sus compromisos no sobre el papel, sino en la práctica y elimine los obstáculos, especialmente en el sector bancario", agregó Zarif.

El pasado 15 de abril, el presidente del Banco Central de Irán, Valiolá Seif, dijo a la cadena estadounidense Bloomberg que el acuerdo nuclear iraní no ha tenido ningún impacto significativo sobre la economía iraní.

Según el funcionario iraní, habiendo transcurrido tres meses de la implementación del acuerdo nuclear Teherán todavía no puede acceder a sus 100 mil millones de dólares de activos congelados en el extranjero y sigue teniendo problemas a la hora de pagar sus cuentas, ya que no puede acceder al sistema financiero estadounidense.

Un informe del 9 de abril de la página Web del Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel (AIPAC, por sus siglas en inglés), indicó que los congresistas estadounidenses rechazaron la posibilidad de que Irán acceda al sistema financiero de Estados Unidos.

La oposición de los congresistas estadounidenses al acceso de Irán al sistema financiero de Estados Unidos se produce pese a que el acuerdo nuclear no le deniega ese derecho y solo le prohíbe las interacciones directas e indirectas que se efectúen a través del sistema financiero estadounidense.

ftm/ctl/nal