• El primer ministro de Paquistán, Imran Khan, asiste a un evento en el área de Makhniyal del distrito de Haripur, el 27 de mayo de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 23 de julio de 2021 21:48

La Cancillería de Paquistán insta a la ONU a investigar, si La India ha espiado al premier Imran Jan, valiéndose del software espía israelí “Pegasus”.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Paquistán ha abordado este viernes el informe emitido el domingo 18 de julio por el diario estadounidense The Washington Post, junto a otros 16 medios de comunicación con la ayuda de Amnistía Internacional (AI) y la Organización Forbidden Stories, en el que se reveló que unos 50 000 números de teléfono, entre ellos el del primer ministro paquistaní habían sido controlados a través del software israelí “Pegasus”.

En un comunicado, la Cancillería de Paquistán ha acusado a La India de “operaciones de espionaje y vigilancia continuadas y generalizadas patrocinadas por el Estado en clara violación de las normas globales de comportamiento estatal responsable”.

Al respecto, ha indicado que Nueva Delhi ha usado esas tácticas en la Cachemira administrada por La India, una región disputada por ambos países desde su independencia en 1947 —cuando tuvo lugar la partición del subcontinente indio— y se han enfrentado en dos guerras por ese territorio del Himalaya.

 

Asimismo, ha declarado que Paquistán está siguiendo de cerca estas revelaciones y ha exigido a los órganos pertinentes como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que, debido a la gravedad del informe, “se investigue a fondo el asunto, se saque a la luz los hechos y se haga que los perpetradores indios rindan cuentas”.

El Gobierno indio del premier Narendra Modi ya ha sido criticado a nivel nacional por el uso software espía “Pegasus”, desarrollado por la empresa israelí NSO Group, con el fin de fisgonear a decenas de periodistas, activistas y políticos indios.

El lunes, salió a la luz que 1000 números de teléfonos indios, incluido el del líder de la oposición, Rahul Gandhi, principal rival de Modi, habían sido objetivos potenciales de espionaje por parte de tal software.

Además, el Parlamento indio fue interrumpido el martes por segundo día consecutivo por los miembros de la oposición, que gritaban consignas contra la Administración de Modi, pidiendo emprender una pesquisa independiente sobre las denuncias de espionaje, así como la renuncia del ministro del Interior indio, Amit Shah.

mdh/ctl/rba