• El primer ministro de Paquistán, Imran Jan, durante una entrevista con Axios.
Publicada: sábado, 19 de junio de 2021 10:15

El premier paquistaní, Imran Jan, deja claro que EE.UU. nuca estará autorizado a utilizar una base militar en el suelo de Paquistán, tras su salida de Afganistán.

“Absolutamente no”, dijo Imran Jan en unas declaraciones citadas el viernes por el portal digital estadounidense de noticias Axios, al ser preguntado si permitiría la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) tener presencia en Paquistán y usarlo como base de sus próximas misiones en Afganistán.

El alto cargo paquistaní enfatizó que no hay ninguna forma en que su país permita la realización de algún tipo de operación estadounidense desde el suelo paquistaní contra el vecino Afganistán.

Estas palabras se producen mientras, conforme a Axios, la recopilación de inteligencia y realización de operaciones militares en Afganistán se han convertido en un desafío importante para la Administración de EE.UU., presidido por Jor Biden, tras la salida de las tropas estadounidenses del territorio afgano.

No obstante, Imran Jan ha manifestado en reiteradas ocasiones su oposición a cooperar con Estados Unidos para llevar a cabo sus maniobras, por lo que muchos expertos creen que aceptar la presencia de la CIA o de las fuerzas estadounidenses en Paquistán sería una especie de “suicidio político” para primer ministro paquistaní.

 

Con todo esto, los funcionarios estadounidenses esperan ser capaces de llegar a un acuerdo secreto con el Ejército paquistaní y los servicios de inteligencia del país centroasiático para alcanzar su objetivo, agrega Axios.

Estados Unidos atacó Afganistán en 2001 bajo el pretexto de combatir el terrorismo, no obstante, transcurridos dos décadas, no solo se ha agravado el caos en este país, los civiles y las infraestructuras urbanas son principal objetivo de ataqes de Washington, a la cabeza de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN). 

Ante tal coyuntura, la anterior Administración de EE.UU., presidido por Donald Trump, llegó a un acuerdo con los talibanes a finales de febrero de 2020, para la retirada total de las tropas estadounidenses de Afganistán hasta el 1 de mayo. Sin embargo, su predecesor, Joe Biden, aplazó ese plazo hasta el 11 de septiembre, una decisión que, según expertos, obstaculiza el proceso de paz en Afganistán y viola el acuerdo firmado con los talibanes.

nkh/mrg