• Otro plan de desalojo forzoso de palestinos suscita indignación
Publicada: miércoles, 26 de mayo de 2021 18:00
Actualizada: miércoles, 26 de mayo de 2021 23:21

Fuerzas israelíes reprimen una protesta de los palestinos que rechazan otro plan de desalojo forzoso, esta vez en el distrito de Silwan, en Al-Quds.

Este miércoles, decenas de palestinos se congregaron frente a un tribunal israelí en Al-Quds (Jerusalén) para protestar por el desalojo planeado de varios residentes palestinos de sus hogares en el barrio de Silwan, en el este de la mencionada urbe.

Las fuerzas israelíes, fuertemente armadas, que también estaban presentes frente al tribunal, empezaron a golpear con porras a los manifestantes palestinos. La brutal represión ha dejado varios heridos y detenidos.

Según la Amnistía Internacional (AI), Ateret Cohanim, una asociación conocida por adquirir propiedades palestinas para colonos israelíes en la Ciudad Vieja y sus alrededores, lleva tiempo intentando, con el apoyo de las autoridades israelíes, el desalojo forzoso de alrededor de 100 familias palestinas de la zona de Bath al-Hawa, en Silwan, para ampliar los asentamientos ilegales israelíes.

Desde la década de 1980, el régimen de Israel traslada a los colonos israelíes al barrio de Silwan, donde viven alrededor de 33 000 palestinos.

 

“Este es otro ejemplo más de la política criminal de Israel de desplazamiento forzado de la población palestina”, aseveró el martes Saleh Higazi, director adjunto de Amnistía Internacional para Asia Occidental y Norte de África.

Este plan se suma a los desalojos forzosos previstos en el barrio de Sheij Yarrah, también en Al-Quds, que ha suscitado la indignación y protestas masivas de los palestinos y desencadenó un conflicto de 11 días entre los grupos de la Resistencia palestina y el régimen israelí.

“Estos desalojos violan flagrantemente la prohibición de los traslados forzosos prevista en el derecho internacional humanitario y constituyen crímenes de guerra”, afirmó Higazi.

La Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés) estimó recientemente que más de 800 familias palestinas están en riesgo de desalojo forzoso en el este de Al-Quds, debido a casos presentados ante los tribunales israelíes, principalmente por grupos de colonos israelíes ultraortodoxos.

Los palestinos rechazan intentos israelíes para judaizar esa ciudad sagrada mediante la construcción de asentamientos ilegales.

tmv/fmk/hnb