• Delegación israelí-estadounidense a su llegada a Abu Dabi en el primer vuelo oficial Israel-Emiratos, 31 de agosto de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 31 de agosto de 2020 15:19

Palestina condena el primer vuelo oficial Israel-Emiratos tras su pacto de normalización y lo considera como una violación de los derechos de los palestinos.

“Nos duele ver un avión israelí aterrizar en los Emiratos Árabes Unidos (EAU)”, ha dicho este lunes el primer ministro palestino, Muhamad Shtayyeh, consternado ante el vuelo que acaba de llegar a Abu Dabi (capital emiratí), tras el acuerdo de normalización de lazos que alcanzaron ambos lados el 13 de agosto.

El premier palestino ha definido el vuelo como “una ruptura clara y vergonzosa con la posición árabe” y ha alertado que el mundo árabe atraviesa una “época difícil”.

Por su parte, el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, ha advertido que la normalización israelí-emiratí viola “el derecho a existir de Palestina”.

Asimismo, el Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) ha emitido un comunicado al respecto en el que critica a los EAU por estar al servicio de los intereses sionistas y ha considerado la visita de la delegación israelí a Abu Dabi como una “puñalada por la espalda” y una “traición a la resistencia” del pueblo palestino.

 

El avión de la aerolínea israelí El Al ha aterrizado este lunes en Abu Dabi con una delegación israelí-estadounidense, encabezada por Jared Kushner, el asesor y yerno del inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, a bordo.

De acuerdo con los informes, esa travesía tiene por meta ultimar el acuerdo de normalización que se prevé será firmado en las próximas semanas en Washington D.C. (capital estadounidense).

Otro factor por el que el viaje ha sido polémico es el que por primera vez un avión israelí ha recibido permiso oficial para sobrevolar el espacio de Arabia Saudí, país que, según reportes, mantiene también lazos secretos con Israel.

Las autoridades y los grupos de la Resistencia palestina, desde un principio, rechazaron el acercamiento de los emiratíes al régimen de ocupación, asegurando que este posicionamiento rompe el consenso árabe de no establecer relaciones con Israel antes de un acuerdo de paz.

El pacto entre el régimen de Tel Aviv y Abu Dabi incluía el compromiso de la parte israelí a cesar la anexión de nuevos territorios palestinos en Cisjordania, aunque, poco después, el premier de Israel, Benjamín Netanyahu, reiteró que el acuerdo no detendría sus planes anexionistas.

Pese a eso y cerrando ojos a la ola de críticas, Abu Dabi sigue firme en su postura proisraelí. Anunció el sábado el fin del boicot económico contra el régimen sionista para “expandir la cooperación diplomática y comercial con Israel, y trazar una hoja de ruta hacia el lanzamiento de la cooperación conjunta”, según precisó el presidente de los EAU, Jalifa bin Zayed Al Nahyan.

tqi/ctl/fmk/rba