• Policía israelí ataca un barrio de Al-Quds para demolerlo
Publicada: domingo, 21 de julio de 2019 15:04

La policía israelí reprime brutalmente una marcha de los palestinos, que protestaban contra un plan de demolición masiva de sus casas en la ciudad de Al-Quds.

El incidente ocurrió después de que una corte israelí autorizara la demolición de unos 10 edificios, que albergan unas 100 viviendas palestinas en el barrio de Sur Baher, ubicado en el este de la ciudad de Al-Quds (Jerusalén), por estar cerca del muro de separación israelí. Este barrio se encuentra en la zona reservada por los Acuerdos de Oslo (1993) a la soberanía palestina.

El pasado mes de junio, el tribunal supremo de Israel rechazó una petición de los propietarios para cancelar las demoliciones. La fecha límite para que los residentes abandonen las casas expiró el viernes.

Según han informado este domingo medios locales palestinos, los soldados israelíes atacaron a los manifestantes recurriendo al uso de gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento para dispersarlos. La represión israelí dejó heridos a varios palestinos.

LEER MÁS: ONU: Israel demuele 41 casas en Al-Quds y Cisjordania en 15 días

LEER MÁS: Israel construirá otras 1400 viviendas ilegales en Cisjordania

Cancillería palestina pide a Corte Penal Internacional frenar limpieza étnica de Israel

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Palestina ha anunciado que seguirá con sus esfuerzos en la Corte Penal Internacional (CPI) para acelerar una investigación oficial sobre los delitos de demolición de casas y limpieza étnica que el régimen de Israel está llevando a cabo en Sur Baher.

El tribunal supremo de Israel ha demostrado, una vez más, que el sistema judicial israelí es una parte integral de su sistema colonial, que brinda cobertura y protección a las violaciones y los delitos de la ocupación”, afirma la Cancillería palestina en un comunicado, denunciando un plan de demolición masiva de las casas palestinas en la ciudad de Al-Quds.

 

“El tribunal supremo de Israel ha demostrado, una vez más, que el sistema judicial israelí es una parte integral de su sistema colonial, que brinda cobertura y protección a las violaciones y los delitos de la ocupación”, ha afirmado la Cancillería palestina en un comunicado.

Además, ha denunciado que las autoridades israelíes continúan con su campaña de propaganda y proporcionan los presupuestos e instalaciones necesarios para atraer a más colonos a los asentamientos ilegales en las montañas orientales que dominan el valle del Jordán.

De igual modo, la Cartera palestina ha advertido a las autoridades israelíes de las consecuencias de la demolición de los edificios de los palestinos en Sur Baher; “este crimen dejará a las familias palestinas, incluidos niños, mujeres y ancianos, en una situación trágica”, ha indicado.

También, ha subrayado que el silencio de la comunidad internacional ante los planes expansionistas de Israel alienta a las autoridades de la ocupación a cometer más delitos y violaciones flagrantes de los Convenios de Ginebra, el derecho internacional y el derecho internacional humanitario.

Planes expansionistas de Israel firman sentencia de muerte de la paz con Palestina

La decisión del régimen de Israel de aumentar las construcciones en la ocupada Cisjordania y las partes ocupadas del este de la ciudad de Al-Quds ha puesto en peligro el proceso de paz, estancado desde hace más de cinco años por las violaciones cometidas por el régimen israelí.

LEER MÁS: 448 mil colonos israelíes viven ya en la ocupada Cisjordania

LEER MÁS: UE condena plan israelí de construir otras 805 casas en Al-Quds

Desde 2009 se han construido 19 346 viviendas ilícitas en los asentamientos ilegales de Cisjordania, de las que un 70 % —es decir, casas para más de 60 000 israelíes— se halla en “zonas aisladas” que difícilmente podrían integrarse en el “Estado judío”, en caso de un acuerdo que implique un intercambio de territorios con los palestinos.

Estas edificaciones israelíes y la demolición de las casas palestinas, alegando que han sido erigidas sin contar con los pertinentes permisos de construcción, no auguran un panorama muy optimista para que se logre la solución de los dos Estados, sino que, más bien, amenazan la viabilidad de un futuro Estado palestino.

mkh/anz/ftm/hnb

Comentarios