• El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).
Publicada: domingo, 2 de agosto de 2015 9:23
Actualizada: jueves, 3 de septiembre de 2015 12:09

Palestina presentará el caso del bebé que fue quemado vivo por colonos israelíes en la ocupada Cisjordania ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

Las autoridades palestinas y jordanas han acordado abordar el caso del asesinato del bebé palestino con los países miembros del CSNU para presentar el borrador de la resolución al respecto e investigar este crimen atroz, ha informado este domingo el diario árabe con sede en Londres (capital del Reino Unido) Al-Sharq al-Awsat.

En este contexto, Saeb Erekat, alto cargo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), aseguró el sábado que el Gobierno palestino tomará todas las medidas necesarias para enjuiciar y condenar a los culpables de este acto salvaje y de todos los crímenes que se han cometido contra el pueblo palestino.

Erekat hizo estas declaraciones en una reunión mantenida con la familia del bebe palestino asesinado, Ali Saad Daubasha, de 18 meses de edad, en un hospital en Tel Aviv.

Según ha informado el ministerio de salud del régimen israelí, la madre y hermano de Daubasha no se encuentran bien y su estado es bastante crítico debido a las graves quemaduras sufridas.

Alto cargo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) Saeb Erekat 

 

Anteriormente, el CSNU había repudiado de forma enérgica el ataque de colonos israelíes contra una casa palestina en que murió quemado vivo Daubasha.

Asimismo, en una reunión de emergencia, el Gobierno palestino decidió pedir al secretario de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon establecer reglamentos específicos para el apoyo internacional al pueblo palestino.

Los colonos israelíes atacaron el jueves con cócteles molotov dos casas palestinas cerca de la ciudad cisjordana de Nablus cuando sus habitantes estaban dormidos. 

En este ataque murió quemado vivo un bebé de 18 meses llamado Ali Saad Daubasha, mientras sus padres y su hermano resultaron gravemente heridos. Los asaltantes además pintaron en las paredes algunos lemas racistas en hebreo. Unos de ellos decía “venganza”.

La nueva atrocidad israelí generó una gran ola de furia entre los palestinos y la comunidad internacional.

El sábado, las Brigadas Ezzedin al-Qassam, brazo militar de HAMAS, prometió que hará pagar con la misma moneda la muerte del bebé palestino quemado vivo por colonos israelíes.

“No nos vamos a mantener en silencio (…) haremos arder el suelo por donde pisan los sionistas y sus soldados”, advirtió su portavoz, Abu Obaida.

El bebé palestino que murió quemado al ser incendiada su casa en ataque de los colonos israelíes.

 

El presidente del Estado palestino, Mahmud Abás, aseguró el viernes que llevará el caso del bebé palestino ante la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya.

Por su parte, el portavoz de la política exterior del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS), Husam Badran, anunció que "este crimen de quemar una casa y matar a un niño palestino no será nunca olvidado" y "convertirá a los soldados y colonos de la ocupación (israelí) en blancos directos de ataques de la resistencia armada".

El caso también fue denunciado por la Organización No Gubernamental (ONG) israelí Betselem, pues considera que las políticas del régimen de Tel Aviv promueven los crímenes de odio y facilitan los ataques de colonos contra palestinos.

Asimismo, el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) repudió el ataque y lo consideró parte de una “escalada sin precedentes contra nuestro pueblo”. “Declaramos la guerra a los colonos, a los asentamientos y a los asesinos”, indicó en su comunicado.

Las autoridades del régimen de Israel han ordenado mantener en secreto las informaciones relativas a la investigación del caso. Por el momento, no se ha anunciado la detención de sospechosos.

mep/ctl/hnb